La convocatoria de huelga divide a los sindicatos docentes

Dos de las cinco fuerzas en la Junta de Personal se desmarcan del paro

27.03.2012 | 05:25

Oviedo, E. G.


La convocatoria de huelga ha hecho saltar por los aires la unidad sindical en el ámbito de la educación asturiana. La Junta de Personal Docente no Universitario aprobó ayer por mayoría una resolución en la que apoya la huelga de pasado mañana ante la evidencia -dicen- de que «la enseñanza pública está en peligro» y el temor de que «la escuela pública quede arrinconada para favorecer a la iniciativa privada».


Pero de los cinco sindicatos representados en la Junta de Personal, dos de ellos se desmarcaron de la resolución: ANPE y CSIF. El primero de ellos confirmaba ayer en su página web que «ni convocamos ni secundamos esta huelga, como tampoco apoyamos la de septiembre de 2010 convocada entonces contra la reforma del Gobierno socialista».


El CSIF, por su parte, emitió otro comunicado en el que asegura que «no secundamos la huelga por considerarla inoportuna al no haberse agotado las vías de negociación abiertas en el trámite parlamentario». CSIF ni siquiera acudió a la convocatoria del pleno de la Junta de Personal Docente porque «este sindicato quiere desvincularse de movimientos y actuaciones que tienen claro matiz político».


Así las cosas, la convocatoria de paro para el jueves es secundada por los sindicatos SUATEA -con mayoría en la Junta de Personal-, FETE-UGT y CC OO. Las tres fuerzas sindicales han calificado ayer la reforma laboral del Gobierno de Mariano Rajoy como «el mayor atentado en la historia contra los derechos laborales y sociales de los trabajadores y, por lo tanto, también contra los que trabajan en la enseñanza».


ANPE, uno de los sindicatos desmarcados, no quiere dejar en el olvido el escenario y las consecuencias en las que se desarrolló la huelga en el sector educativo de junio de 2010: «Alta participación en las manifestaciones, pero seguimiento prácticamente nulo de la jornada de paro, ningún sector de la sociedad apoyó nuestra justa reivindicación y no cosechamos precisamente olas de solidaridad».


La disparidad de criterios en torno a la convocatoria de huelga también llegó, como este periódico viene informando, a las asociaciones de padres de alumnos. La FAPA «Miguel Virgós» pedía en un comunicado «que la defensa de intereses concretos docentes no repercuta en el derecho a la educación y a la atención educativa del alumnado», a la vez que exigía «el mantenimiento escrupuloso de los servicios mínimos».


La asociación de padres «Miguel Virgós» reivindica «el derecho individual que asiste a los padres para enviar o no a sus hijos al colegio». No se pronuncia la FAPA con rotundidad, pero «nos parece que adoptar un principio de precaución en interés del menor sería lo razonable».


En días pasados la COAPA, confederación de asociaciones de padres de la enseñanza pública, pedía a los padres que no llevaran a sus hijos a clase el jueves. El mismo día la CONCAPA, mayoritaria en los centros privados concertados asturianos, solicitaba justamente lo contrario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Patrocinado por nombre

Lotería de Navidad 2014

Enlaces recomendados: Premios Cine