Sanidad vincula el aumento del consumo de tranquilizantes a que «se recetan mucho»

La encuesta sobre drogas en Asturias sitúa el tabaco y el cannabis entre las sustancias de consumo frecuente que descienden ligeramente

25.01.2013 | 02:03

Oviedo, M. S. MARQUÉS


El consumo de drogas está a la baja en Asturias, al menos las vinculadas al alcohol y al tabaco, ya que no ocurre lo mismo con los llamados hipnosedantes (ansiolíticos, tranquilizantes y pastillas para dormir), con un consumo dos puntos por encima de la media nacional, lo que el responsable del plan sobre drogas en Asturias, José Hevia, pone en relación con una alta receta de este tipo de fármacos.


La utilización de hipnosedantes en el Principado es del 13% frente al 11% de la media nacional. Así lo reflejan los datos de la encuesta sobre alcohol y drogas 2011-2012 realizada en Asturias sobre una muestra de 782 casos, donde se observa que la utilización de hipnosedantes viene creciendo desde 2009 en ambos sexos, aunque la proporción de mujeres consumidoras duplica a la de los hombres.


Los responsables sanitarios encargados de presentar la encuesta ven dificultades para establecer correlación entre este aumento y la difícil situación que se vive en España, pero no descartan su influencia. A las dificultades socioeconómicas añaden la existencia de un «consumo inducido por el sistema sanitario». «En Asturias se recetan muchos hipnosedantes», señaló José Hevia, responsable del plan sobre drogas para Asturias, que anunció un estudio en profundidad para ampliar estos datos por edad y sexo y conocer mejor la salud de las mujeres, que empeora tanto psíquica como físicamente.


Julio Bruno, director general de Salud Pública, anunció para el segundo semestre la ley sobre drogas, que incluirá el compromiso del Gobierno regional de elevar la edad de acceso al alcohol de 16 a 18 años, aunque desde Sanidad afirman que «la ley no es el elemento que reduce el consumo» y apuntan a la educación de los jóvenes, a la implicación de otras administraciones y al compromiso de los hosteleros para controlar que la ley se cumpla.


Según la encuesta, el consumo de alcohol se mantiene en cifras similares a años anteriores, mientras que descienden el tabaco y el cannabis. En relación con España, el alcohol experimenta un ligero aumento en los mayores de 18 años. Por debajo de esa edad el consumo es menor. Mientras en Asturias alcanza el 54,6%, en España llega al 62,2 %. La edad de inicio de consumo de bebidas alcohólicas en el Principado se sitúa entre los 16 y los 17 años. Los datos indican que las personas que han bebido alcohol en alguna ocasión (consumo experimental) se mantienen en cifras altas, pero que el consumo diario está disminuyendo y se cifra en un 11,2%. También disminuyen las intoxicaciones etílicas.


En lo que respecta al resto de sustancias, el tabaco desciende desde 1999, pero se mantiene «estabilizado» desde 2007, situándose en un 32%, descenso que Hevia vincula a la ley aprobada en 2005 con la que comenzó la prohibición de fumar en los lugares públicos.


El cannabis disminuye desde 2003 y está estabilizado por debajo del 5%. El resto de drogas presenta prevalencias de consumo muy bajas.

Patrocinado por nombre

Lotería de Navidad 2014

Enlaces recomendados: Premios Cine