Las claves del copago

07.03.2013 | 02:50

El copago de los medicamentos recetados por los médicos de la sanidad pública entró en vigor en toda España el 1 de julio de 2012 como una norma dirigida a contener el gasto público.


La norma establece que los fármacos sean gratuitos para los usuarios encuadrados en alguna de estas situaciones: afectados por el síndrome tóxico o por discapacidad en los supuestos contemplados en su norma específica, perceptores de rentas de inserción social o pensiones no contributivas y parados que ya han agotado el subsidio de desempleo y son beneficiarios de la coloquialmente denominada «paga de los 400 euros». En esta categoría han sido incluidos los prejubilados, con independencia de sus ingresos mensuales.


Los pensionistas pagan un diez por ciento del coste de sus medicamentos, con un tope mensual de 8, 18 o 60 euros, en función de su nivel de ingresos.


Los parados y los trabajadores en activo abonan un 40, un 50 o un 60 por ciento del importe con arreglo a sus rentas.

Patrocinado por nombre

Lotería de Navidad 2014

Enlaces recomendados: Premios Cine