El HUCA contará con técnicas capaces de detectar la dolencia antes de su aparición

18.09.2013 | 01:40

Oviedo, M. S. M.


Con la puesta en servicio del nuevo hospital, Asturias contará con un equipo de diagnóstico por imagen similar al escáner (PET-TAC), capaz de detectar o incluso cuantificar la presencia de niveles anormales de la proteína responsable del alzhéimer con hasta quince años de antelación respecto a su aparición.


Julio Pascual, responsable de neurología del HUCA, manifestó ayer que en la actualidad «desde el punto de vista médico, con el alzhéimer no se puede hacer nada» y que los fármacos, como mucho, pueden retrasar su desarrollo durante dos o tres años; pero no pierde la esperanza. Hoy se conoce que está provocado por el acúmulo de una proteína en el cerebro, por lo que se trataría de evitar una alta concentración de la misma.


Pascual es optimista, y espera que dentro de algunos años se pueda detectar la enfermedad con suficiente margen para poder al menos retrasar su aparición. El nuevo equipo de diagnóstico con que contará el HUCA permite saber si una persona va a padecer alzhéimer, pero Pascual afirmó que no tiene sentido realizar un diagnóstico antes de que aparezcan los síntomas, porque de momento no se puede hacer nada para evitarlos. «Otra cosa sería si se prueba que es posible retrasar la enfermedad», dijo.


Aunque de momento el PET-TAC no sirve para curar las demencias, el neurocirujano lo considera un método muy novedoso y muy útil para la investigación o para el diagnóstico de casos excepcionales, dado que la detección clínica del alzhéimer se realiza mediante estudios neuropsicológicos, punción lumbar y resonancia magnética de alta resolución.


«Vida sana y activa, con ejercicio físico y mental» es para el neurólogo el mejor tratamiento de prevención. «Está demostrado que retrasa el inicio de la enfermedad hasta un 25%», dijo.

Patrocinado por nombre

Lotería de Navidad 2014

Enlaces recomendados: Premios Cine