La pionera rebosa salud un año después

"Gracias a estos profesionales estoy muy bien, y espero seguir así", subraya Mónica Sevares, primera paciente tratada en el HUCA

22.01.2015 | 02:34

"Me sentía única. Aparcaba delante de la puerta de entrada. Veía que era excepcional. Ahora, el hospital es completamente diferente: lleno de taxis, de autobuses, de gente...". Así se expresaba Mónica Sevares ayer, justamente un año después de que se convirtiera en la primera paciente atendida en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). Los dirigentes del complejo sanitario de La Cadellada quisieron celebrar el "cumpleaños" invitándola a comparecer ante los medios de comunicación para ofrecer su testimonio sobre el trato recibido en el servicio de oncología radioterápica, el primero que echó a andar. En estos doce meses, esta unidad ha atendido a 2.016 pacientes y trata con sus tres aceleradores lineales a unos 150 enfermos diarios, precisó Luis Olay, su responsable.

"Vine a la primera consulta el 21 de enero. La primera sesión de radioterapia me la dieron el día 27, y terminé las 35 sesiones el 17 de marzo", explicó esta ovetense de 47 años, quien se sometió a un tratamiento de radioterapia después de una cirugía conservadora de cáncer de mama. Ingeniera y profesora del Centro Integrado de FP de Mantenimiento y Servicios a la Producción de Langreo, Mónica Sevares inauguró el nuevo HUCA el 21 de enero de 2014. Aquel día estrenó un simulador que permite diseñar los tratamientos con la máxima precisión.

Un año después, aquel periplo hospitalario es un recuerdo. "Gracias a los profesionales de la sanidad estoy muy bien, y espero seguir así. Quiero agradecer el trato de todo el mundo, ya desde el antiguo Hospital y desde el ambulatorio de La Lila", indicó.

"Sigo sorprendida y agradecida por el trato humano que recibí, que tiene repercusión en el estado de ánimo", destacó Mónica Sevares, quien enfatizó "la importancia de la prevención". Tras la radioterapia, sufrió "una pequeña complicación" que la obligó a retrasar la incorporación a su trabajo. El cansancio que entonces la aquejaba decidió contrarrestarlo con ejercicio físico, "yendo a caminar a la pista finlandesa" de Oviedo, Ahora, "tengo hasta mono de ir a caminar y a correr cada día; estoy esperando que empiece el buen tiempo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Patrocinado por nombre

Lotería de Navidad 2014

Enlaces recomendados: Premios Cine