Medio ambiente

Las pilas de botón más baratas no contaminan más

El precio de estos dispositivos no está relacionado con su potencial capacidad de contaminación, según un estudio

25.08.2015 | 05:06
Pilas de botón.

El precio de las pilas de botón no está relacionado con su potencial capacidad de contaminación, siendo las de litio y zinc/aire las menos perjudiciales y más baratas, según un estudio de la Universidad Complutense de Madrid y el Instituto Geológico y Minero de España, divulgado hoy.

"Esta conclusión no puede extenderse a todas las pilas del mercado, pero sí demuestra que el precio no es indicador ni de calidad ni de respeto al medioambiente", explica Virginia Huerta Muñoz, investigadora de la Universidad Complutense y coautora del trabajo.

Los científicos analizaron la composición química y la densidad energética de 64 pilas de botón de diferentes marcas con las cuatro tecnologías más comunes: litio, zinc/aire, alcalinas y óxido de plata.

También compararon su potencial contaminante, que se mide según el Índice Ponderado de Contaminación Potencial (WPPI por sus siglas en inglés) y registraron su precio.

El estudio, publicado en Science of the Total Environment, revela que las tecnologías de litio y zinc/aire son las menos contaminantes y las más baratas.

"No existe una norma general que relacione precio y WPPI, pero es evidente que las pilas que menos contaminan no son las más caras. De hecho, puede suceder al contrario", recalca Huerta.

En las de zinc/aire, la menos dañina con el entorno es la más barata.

Las pilas de litio registran valores contaminantes muy similares entre ellas, mientras que en las de óxido de plata, la opción más económica es algo más contaminante que la más cara, pero mucho menos perjudicial que la pila de este grupo que contiene mercurio.

En el caso de las alcalinas, la menos contaminante es la segunda más barata.

A la vista de estos datos, las marcas más respetuosas con el medio ambiente son Maxell, en el caso de las alcalinas y las de litio, Renata en las de óxido de plata, y San Gabino en las de zinc/aire.

La investigación refleja que el mercurio, el cromo y el níquel son los metales que más contribuyen a la capacidad contaminante de estos dispositivos.

Además, los autores afirman que no hay una relación entre su contenido energético y la capacidad potencial de daño al medio ambiente.

"Por ejemplo, las pilas de litio tienen una gran densidad energética y, sin embargo, son las que menor índice de contaminación presentan", asegura la investigadora.

Aunque lo ideal sería elegir las tecnologías menos contaminantes, los científicos recuerdan que muchas veces no es posible sustituir una por otra, porque cada aparato electrónico presenta sus peculiaridades.

Lo que proponen es que este índice de contaminación potencial sirva para elaborar un etiquetado de riesgo ambiental, que permita a los consumidores ser conscientes del producto que adquieren.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Patrocinado por nombre

Lotería de Navidad 2014

Enlaces recomendados: Premios Cine