Lne.es »

La Orden San Juan de Dios ve en la hospitalidad al inmigrante un imperativo

El superior general de la Orden de San Juan de Dios, Jesús Etayo, ha agradecido el "apoyo y solidaridad del pueblo asturiano"

21.10.2015 | 15:13

El superior general de la Orden de San Juan de Dios, Jesús Etayo, ha subrayado hoy que la hospitalidad es un valor universal, de forma que atender al necesitado o al inmigrante es un "imperativo ético que siempre ha estado presente y que hoy es más necesario que nunca".

Etayo se ha manifestado en estos términos durante su intervención en un acto celebrado en la sede del Parlamento asturiano, en el que ha participado ante los diputados acompañado del consejero general de la Orden, Pascal Ahodegnon, y el presidente y el director de la Fundación Juan Ciudad, Miguel Ángel Varona y Julián Sánchez, respectivamente.

El superior general de la Orden, que el viernes recogerá de manos del Rey el Premio Princesa de Asturias de la Concordia, ha dedicado parte de su intervención a hacer referencia a las crisis migratorias y a subrayar que "el valor de la hospitalidad constituye hoy una categoría ética y social común en la mayoría de culturas y sociedades", por lo que atender al necesitado o al inmigrante es un "imperativo ético".

"La hospitalidad es un espacio común para todos los hombres" y los inmigrantes o los necesitados "tienen derecho" a ser acogidos y asistidos y a que su "dignidad" sea reconocida como la de cualquier otro, ha expuesto Etayo, quien ha advertido de que "lo contrario es la hostilidad, que es lo que lleva a la exclusión y a la violencia".

El superior general ha admitido que, además de la Orden San Juan de Dios, hay otras muchas instituciones que desarrollan proyectos en favor de los desfavorecidos, pero ha remarcado que "la solución a tan profundas necesidades necesita políticas de gran calado" que afronten la miseria, el hambre, la miseria o los desplazamientos de las poblaciones.

Por ello, ha insistido en que los gobiernos y la sociedad en general deben empañarse aún más en dar solución a estos problemas con una "mayor solidaridad y humanidad por parte de todos".

Etayo ha puesto en valor la actividad desarrollada por la Orden San Juan de Dios, que fue fundada en Granada en 1593 por Juan Ciudad y que en la actualidad tiene 350 centros distribuidos en 55 países de los cinco continentes, cuenta con más de mil hermanos, más de 55.000 profesionales y 9.000 voluntarios que dan atención a más de 27 millones de personas cada año en los ámbitos hospitalario, geriátrico o social, entre otros.

En España cuenta con 75 centros en los que trabajan 11.300 profesionales y más de 3.000 voluntarios, entre ellos el Sanatorio Marítimo de Gijón, que visitará esta tarde. Etayo ha agradecido el "apoyo y solidaridad del pueblo asturiano" durante los 70 años en los que la Orden lleva presente en el Principado.

El superior general también se ha referido a la labor desarrollada por esta institución durante la última epidemia del ébola en África, que provocó la muerte de más de 11.000 personas, incluidos 18 miembros de la orden, entre ellos los sacerdotes españoles Pajares Martín y García Viejo.

Jesús Etayo, quien ha subrayado el compromiso de la Orden con África, "aunque suponga poner en peligro la vida" de sus integrantes, ha admitido que "la situación ha mejorado mucho, pero no ha terminado", por lo que es necesario mantener la "alerta" para que no se reproduzcan nuevos brotes.

El presidente de la Cámara regional, Pedro Sanjurjo, ha ensalzado la "ejemplar labor asistencial desarrollada a lo largo de cinco siglos", tal y como recogía el acta del jurado del Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2015, que se suma, ha recordado, al Premio Ciudadano Europeo 2014 que otorga el Parlamento Europeo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Patrocinado por nombre

Lotería de Navidad 2014

Enlaces recomendados: Premios Cine