Lne.es »

Kovacevich reflexiona sobre las sonatas finales de los genios

Las Jornadas de Piano "Luis G. Iberni" presentan a un mito del teclado hasta ahora inédito en Oviedo

13.11.2015 | 04:24
Stephen Kovacevich, durante el recital que ofreció en la noche de ayer en el Auditorio de Oviedo.

Stephen Kovacevich arrancó ayer con la sonata opus 1 de Berg y ya no paró, de hondura en hondura, primero con Beethoven, después a cuenta de Schubert para, ya en la propina, volver al contrapunto de la sonata inicial con la partita número 4 de Bach. Las Jornadas de Piano "Luis G. Iberni", patrocinadas por LA NUEVA ESPAÑA, vivieron una velada con historia porque Kovacevich estaba inédito en Oviedo. Un verdadero mito que se asoma a sus 75 años a las etapas finales de Beethoven y Schubert con un Berg inicial y por eso puente del mundo clásico hacia a las vanguardias.

El pianista norteamericano abrió la velada del Auditorio con el planteamiento infinito de la sonata de Berg. Las dos bagatelas de Beethoven no dejaron margen a vacilaciones porque son realmente maravillosas. Y sin más, la penúltima sonata de Beethoven donde mira al abismo de la muerte con una libertad absoluta que Kovacevich entendió a la perfección. En la segunda parte, la abisal sonata número 21 de Schubert. Cuarenta y un estudiantes del Conservatorio de Gijón le pidieron autógrafos con fervor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Patrocinado por nombre

Lotería de Navidad 2014

Enlaces recomendados: Premios Cine