Presidente de la Fundación Princesa de Asturias

Ceremonia de solidaridad y cultura

22.10.2016 | 05:52

Es para mí un privilegio y un honor dar las gracias y la bienvenida a Asturias a nuestros galardonados y también a todos los que, llegados desde muy diversas partes, nos acompañan esta tarde.

Quiero agradecer Vuestra presencia, Majestades, y recordar con afecto a la Princesa de Asturias, nuestra Presidenta de Honor. Asimismo, me gustaría dar las gracias a S.M. la Reina Doña Sofía, que un año más nos acompaña en esta ceremonia. Su presencia es para nosotros emotiva y muy grata, Señora. Sabéis bien, Majestades, que siempre hemos agradecido y valorado el decisivo apoyo y el impulso que recibimos de la Corona, que hoy de nuevo quiero destacar especialmente.

Nuestra Fundación, la Fundación Princesa de Asturias, trabaja todo el año con ilusión y con empeño para que esta sea una celebración auténtica, una ceremonia de la cultura y de la solidaridad, y para que los galardonados sean reconocidos y realzados como merecen.

Nuestro premiado de las Letras, Richard Ford, ha dejado dicho que la literatura sirve, entre otras cosas, para plantar semillas de optimismo y demostrar que la vida vale la pena. Este mensaje resume, muy acertadamente, la tarea de nuestra Fundación. Es una buena forma de decirlo: queremos que nuestro quehacer, al poner el foco sobre las mejores trayectorias profesionales y las iniciativas y proyectos más solidarios, sirva para dar una nueva ilusión a nuestra sociedad. Y porque sabemos que, ciertamente, en el mundo quedan muchas cosas por hacer, nos gustaría ser capaces de transmitir un sentimiento positivo y de confianza en el futuro. Esta visión esperanzada se basa en los ejemplos que nos proporcionan nuestros galardonados, en la esforzada y brillante forma en que trabajan por el progreso, el entendimiento y el bienestar de los seres humanos y que constituye un motivo de emulación y estímulo para todos

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Jueves
Campeones
¿Qué es ser auténtico en política?

¿Qué es ser auténtico en política?

José Luis Pardo, premio "Anagrama" de ensayo, equipara fascismo, comunismo y populismo desde un...

Tinta fresca
La atracción del abismo

La atracción del abismo

Marta del Riego logra con Mi nombre es Sena su novela más dura y personal

La brújula
La batalla de los sexos, hace 150 años y hoy mismo todavía

La batalla de los sexos, hace 150 años y hoy mismo todavía

La Venus de las pieles, una lúcida visión de las relaciones entre hombres y mujeres que, por poco...

Lo que hay que ver
Los corazones más oscuros de los hombres

Los corazones más oscuros de los hombres

Goliath, un drama televisivo de tribunales lleno de intriga y maldad

Arte
Elías, ahora el paisajismo ignoto

Elías, ahora el paisajismo ignoto

Pintura más de meditaciones que de sensaciones, se hace más oscura, profunda y enriquecida de...

Buf. Qué país tan complicado

"Tener esclavos no es guay"

El historietista asturiano Alfonso Zapico dibuja en viñetas para LA NUEVA ESPAÑA su reflexión sobre el cambio europeo

 
Enlaces recomendados: Premios Cine