31 de octubre de 2016
31.10.2016
Lne.es »

Esta noche será de miedo en La Fresneda

La urbanización sierense echa el resto en Halloween, con sus casas y bares disfrazados con motivos terroríficos

31.10.2016 | 03:39
Esta noche será de miedo en La Fresneda

En toda Asturias no hay, probablemente, un lugar en el que la fiesta de Halloween haya calado tanto como en la localidad sierense de La Fresneda. Esta plácida urbanización, con una población estimada en 4.600 almas, se transforma cada año en un terrorífico museo de los horrores, con vampiros, dementes y fantasmas aguardando a los vecinos en cada esquina. Un panorama que no amedrenta a los rapaces, que, disfrazados ellos mismos de monstruos o espectros, recorren las calles repitiendo la consabida letanía: "Truco o trato".

A decir de los vecinos, es por su naturaleza residencial y por la proliferación de viviendas unifamiliares por lo que la celebración triunfa en la localidad. A esto habría que añadir la propia historia de La Fresneda, cuyos primeros habitantes llegaron a la zona en 1987. Desde entonces se ha ido construyendo una conciencia de pueblo con su idiosincrasia y sus costumbres. Y ante la escasez de fiestas, Halloween ha ocupado el hueco como gran celebración otoñal.

La asociación de vecinos, con gran olfato, ha apostado por ello. Concursos de disfraces, atracciones, ciclos de cine... Las actividades son variadas en La Fresneda, donde los bares también se decoran para la ocasión, aunque hay una que destaca sobre todas las demás: el concurso de casas encantadas. Una singular actividad en la que los vecinos decoran sus casas con motivos terroríficos para recibir a los más pequeños. A partir de las siete de esta tarde pueden verse, y así hasta bien entrada la noche.

Participan doce casas. Sandra Dapena y su hijo, Jaime Girondo, compiten por primera vez, tras varios años colaborando en las creaciones de unos amigos: "Es divertido prepararlo y también actuar ese día". Otros, como Rocío Ruiz, que el año pasado quedó en segunda posición con un singular montaje de piratas fantasmagóricos, repiten tras haber disfrutado la experiencia. Pero en todos los casos, los que participan por primera vez y los que llevan años haciéndolo, hay un denominador común: es siempre una actividad en familia. Porque las pelis de miedo sólo se disfrutan si se ven en compañía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine