06 de noviembre de 2016
EVA DÍAZ RIOBELLO | Escritora asturiana del colectivo "Microlocas". Presenta "Pelos".

"El pelo nos conecta con nuestra esencia más profunda, con el animal que somos"

"El punto de vista del libro que escribimos las 'Microlocas' es muy femenino, pero también hay hombres: calvos, barbudos..."

06.11.2016 | 04:24
Eva Díaz Riobello, ayer en Gijón, con el libro "Pelos".

La escritora Clara Obligado fue la responsable de que las "Microlocas" Eva Díaz Riobello, Isabel González, Teresa Serván e Isabel Wagemann se hayan juntado. Cada una de estas cuatro autoras, con su estilo marcado, ha aportado numerosos microrrelatos para crear "Pelos" (Ed. Páginas de Espuma). A partir de algo tan aparentemente banal como el pelo, hablan la adolescencia, la infidelidad o el sexo. Las ilustraciones de Virginia Pedrero, en negro y verde, dialogan con el texto. Ayer, la asturiana Díaz Riobello presentó la obra en la librería-café "La Revoltosa" de Gijón.

-¿Cómo decidieron hacer microrrelatos sobre pelos?

-Antes habíamos publicado un libro que se titula "La aldea de F.". En él, aunque no tenía nada que ver, estaba presente el tema de "Pelos". Cuando surgió la idea de publicar un nuevo libro, Isabel Wagemann e Isabel González tenían muy claro que querían dedicarlo a esto. Había algunas dudas iniciales pero vimos que el tema, aunque de entrada parecía muy limitado, en realidad era la excusa perfecta para hablar de muchísimas cosas: la vida, la muerte, la maternidad, el sexo... Hasta los cuentos y la mitología. El pelo está presente en la historia del hombre desde sus orígenes.

-Bajo el título "Pelos" no se esperan temas tan trascendentales.

-Cuando dijeron las dos Isabel lo de "un libro sobre pelos", yo misma me pregunté: ¿y qué vas a contar de los pelos? Obviamente teníamos que hablar de la depilación. Pero una vez que te pones a pensar empiezan a salir ideas. Ves que le dedicas al pelo más tiempo de lo que piensas.

-¿Son los pelos una forma de reivindicación sobre el cuerpo?

-Creo que el pelo forma parte de nuestra identidad y hagamos lo que hagamos con él es una manera de estar en el mundo. No se trata de decir: "no me depilo y reivindico mi cuerpo". Depilarse también es una reivindicación. Cada uno hace con su pelo lo que quiere. Con este libro no pretendemos abogar ni por un lado ni por otro. Obviamente cada una tiene su opinión y creo que en el libro se ve que en este sentido somos bastante rebeldes. Pero la idea es que el pelo es una parte de nuestra identidad y tiene mucho más peso en las decisiones que tomamos y la manera de estar en el mundo de lo que a priori pudiésemos pensar. Si te lo tiñes o no, si te dejas las canas, si te haces la brasileña... Es un tema que, aunque parezca superficial, tiene raíces para hablar de muchos problemas de la vida. Y también nos conecta con la esencia más profunda de nosotros mismos. Con el animal que somos en el fondo.

-Entonces abogan por la libertad.

-Exactamente. El pelo es libertad. Y la idea de este libro es que, una vez que lo termines, además de que ya no puedes peinarte sin pensar en lo que estás haciendo, intenta que la gente se haga preguntas. Y también contar historias.

-¿Cómo consiguen poner en común y enlazar con coherencia relatos escritos por cuatro personas?

-Partimos de una idea, pelos en este caso, y a partir de ahí cada una escribe en solitario. No es que escribamos todas juntas en una sala, sino que hay un trabajo individual. Pero luego está el trabajo colectivo. Nos reunirnos, ponemos en común esos microrrelatos, los leemos todos y vemos hacia dónde estamos yendo. Encontramos también que a veces, sin haber hablado entre nosotras, ha surgido el mismo tema en dos microrrelatos. Después acordamos la estructura y los nexos, que a veces se buscan y otros vienen solos. Volvemos a escribir solas y nos volvemos a reunir. Va por tandas, pero estamos constantemente en contacto.

-A pesar de ser una obra de cinco mujeres dan voz a hombres. ¿Es algo que tenían pensado desde el principio o que fue surgiendo?

-Obviamente el punto de vista es muy femenino, porque hablas desde tu propia experiencia. Pero en nuestra experiencia también están los hombres. Hay calvos, barbudos, amantes... Probablemente si este libro lo hubieran escrito cuatro escritores y un ilustrador hubiera sido diferente, pero también habría habido mujeres.

-¿Qué tal están siendo las presentaciones del libro?

-Estamos muy contentas. Está teniendo muy buena acogida. Como dicen: "donde hay pelo hay alegría". Son presentaciones muy alegres, muy festivas.

-¿Tienen pensado cuál será el próximo proyecto de las "Microlocas"?

-No nos ha dado tiempo ni a pensar casi. Fue acabar, publicarlo y la promoción. Estamos disfrutando de esto. Después algo haremos. Siempre tenemos la cabeza ocupada con cosas, así que saldrá algo. Juntas o separadas, no sé. Pero no paramos de dar guerra.

-Todavía puede salir algo más de pelos.

-El siguiente puede ser "Pelos. El retorno". Se nos quedó un montón en el tintero (risas).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Jueves
Campeones
Mapas para navegar por una selecta veintena de clásicos

Mapas para navegar por una selecta veintena de clásicos

Trazado, una colección de imaginativos - planos para desentrañar tesoros literarios

El gran angular de Rubio Camín

El gran angular de Rubio Camín

El reciente catálogo razonado de la obra y una muestra en Cornión reafirman al fallecido creador...

Los 191 dibujos de Juan Pablo Villalpando

Los 191 dibujos de Juan Pablo Villalpando

Fascinante ambigüedad entre la precisión fotográfica del motivo y la mano que le presta entidad y...

Escenes lliteraries con posu de música y física

Escenes lliteraries con posu de música y física

Llírica astraición, una propuesta de ruptura cordial cola traición de María García Díaz

El manicomio Mitford

El manicomio Mitford

Nuevas pinceladas sobre las disparatadas vidas de las seis hijas de los barones de Redesdale

Buf. Qué país tan complicado

"Tener esclavos no es guay"

El historietista asturiano Alfonso Zapico dibuja en viñetas para LA NUEVA ESPAÑA su reflexión sobre el cambio europeo

 
Enlaces recomendados: Premios Cine