10 de noviembre de 2016
Normativa

La DGT prohíbe a los vehículos de movilidad personal circular por aceras

No obstante, los ayuntamientos podrán autorizar su circulación por espacios peatonales con las limitaciones

11.11.2016 | 03:43
Una silla de ruedas a motor circula por una calle.

Por las aceras ya no. La Dirección General de Tráfico (DGT) acaba de publicar una instrucción para intentar ordenar la circulación de vehículos de movilidad personal -patinetes eléctricos, segway, sillas con motor eléctrico para personas con movilidad reducida (scooters), entre otros-, hasta ahora envuelta en una laguna legal. Estos vehículos están tomando todos los espacios públicos sin ningún tipo de criterio de circulación. Tanto las aceras como las calzadas.

La DGT especifica que como es «imposible» asimilarlos a la figura de peatón, «no puede hacerse uso de ellos en las aceras y espacios reservados para los peatones». Tampoco es posible catalogarlos como vehículos a motor. Por lo tanto, estos dispositivos podrán «ubicarse físicamente sobre la calzada, siempre que se trate de vías expresamente autorizadas por la autoridad local» y no circular por las aceras. Aunque los ayuntamientos, especifica y reitera la resolución en varias ocasiones, tienen la última palabra a la hora de modificar sus ordenanzas para especificar por dónde pueden circular.

No es una resolución fácil de aplicar porque en ciudades turísticas como Torrevieja o Benidorm estos vehículos son muy populares y, sobre todo, hacen uso de espacios consagrados para los peatones, en espacial los paseos y aceras en primera línea.

En el documento se explica que las «nuevas tecnologías han favorecido la aparición de soluciones» de movilidad urbana que favorecen los desplazamientos peatonales mediante «auxilio de nuevos modelos de vehículos que rompen la tradicional división peatón/vehículo». Estos vehículos cuentan con «una masa» superior a la de las personas y se mueven a mayor velocidad que los peatones.

Al carecer de un espacio propio, estos artilugios «generan situaciones de riesgo al compartir el espacio urbano con el resto de usuarios» y a falta de una normativa específica la DGT ha propuesto el criterio de que dejen de ocupar las aceras y espacios para los peatones. La normativa aclara además dos puntos importantes: los conductores de esos vehículos no necesitan licencia de circulación y tampoco seguro obligatorio, aunque en este último caso pueden contratar uno de forma voluntaria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Jueves
Campeones
¿Qué es ser auténtico en política?

¿Qué es ser auténtico en política?

José Luis Pardo, premio "Anagrama" de ensayo, equipara fascismo, comunismo y populismo desde un...

Tinta fresca
La atracción del abismo

La atracción del abismo

Marta del Riego logra con Mi nombre es Sena su novela más dura y personal

La brújula
La batalla de los sexos, hace 150 años y hoy mismo todavía

La batalla de los sexos, hace 150 años y hoy mismo todavía

La Venus de las pieles, una lúcida visión de las relaciones entre hombres y mujeres que, por poco...

Lo que hay que ver
Los corazones más oscuros de los hombres

Los corazones más oscuros de los hombres

Goliath, un drama televisivo de tribunales lleno de intriga y maldad

Arte
Elías, ahora el paisajismo ignoto

Elías, ahora el paisajismo ignoto

Pintura más de meditaciones que de sensaciones, se hace más oscura, profunda y enriquecida de...

Buf. Qué país tan complicado

"Tener esclavos no es guay"

El historietista asturiano Alfonso Zapico dibuja en viñetas para LA NUEVA ESPAÑA su reflexión sobre el cambio europeo

 
Enlaces recomendados: Premios Cine