01 de diciembre de 2016
01.12.2016
Regreso al futuro

Dios y una luz para el control mental

Los neurocientíficos encuentran el lugar donde la espiritualidad se manifiesta en el cerebro humano

01.12.2016 | 03:50
Los ratones que se activan con luz y por wifi.

"He visto la luz", dicen los que han visto a Dios. Pero ¿qué ocurre en su cerebro entonces? Un grupo de investigadores de la Universidad de Utah, en EE UU, ha metido a una veintena de mormones en un aparato de resonancia magnética -de uno en uno, se supone- y ha descubierto que Dios se "aparece" en el cerebro humano justo en el mismo lugar, en el mismo grupo de estructuras neuronales, donde deja rastro el amor, el sexo, las drogas, el juego, el placer y el refuerzo positivo. Y, en este estudio publicado en la revista "Social Neuroscience", descubrieron otra cosa. La espiritualidad occidental -al menos, la espiritualidad de los mormones- incide en regiones cerebrales distintas de las que se activan cuando los sujetos analizados se dedican a prácticas contemplativas o de meditación propias de las religiones orientales.

Los científicos monitorizaron a los mormones mientras veían vídeos sobre su Iglesia, con predicaciones de sus líderes o leyendo paisajes bíblicos. Eligieron mormones porque "cada sujeto había sido entrenado entre 1,5 y 2 años para poder identificar su sentimiento del Espíritu en sí mismos y enseñar a otros", explicó a la agencia "Sinc", uno de los investigadores, Jeff Anderson. Los pusieron en el trance de encontrarse con Dios, y con Dios se encontraron. Entonces se activó el llamado "núcleo accumbens", un grupo de neuronas del encéfalo claves en el placer y el sistema de recompensa.

Una "luz" se enciende en nosotros cuando creemos ver a Dios. Pero, atención, la luz se está convirtiendo en un eficacísimo instrumento de control mental. Así lo demuestran los experimentos realizados por Ada Poon, profesora asociada de la Universidad de Standford en el área de Ingeniería Eléctrica. Esta investigadora ha desarrollado unos ratones controlados por ondas de radio. Los ratones son ratones de carne y hueso, pero les ha implantado en el cerebro un dispositivo del tamaño de un grano de pimienta que emite una luz azul que, a su vez, activa las células cerebrales genéticamente modificadas de su corteza premotora. Resultado: cuando activaba "por wifi" el dispositivo implantado al ratón, éste dejaba de moverse aleatoriamente y se ponía a correr en círculos al instante. El objetivo final es conseguir "reparar" con luz el sistema nervioso humano, pero, como ven, es evidente el paralelismo entre la optogenética (así se llama esta nueva disciplina) y los manejos de los fanáticos de todas las religiones que nos quieren controlar con sus "luces".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

CINE


Una imagen de 'Star Wars: Los últimos Jedi'.
´Star Wars: Los últimos Jedi´, hacia la explosión final

´Star Wars: Los últimos Jedi´, hacia la explosión final

La intensidad y la tensión crecen en la octava entrega, que vivió su estreno europeo en Londres

Richard Gere: "Todos los que tienen poder abusan"

Richard Gere: "Todos los que tienen poder abusan"

El actor visita España para presentar su nueva película 'La cena', del israelí Oren Moverman

Premios Goya 2018: conoce los nominados

Premios Goya 2018: conoce los nominados

Bárbara Lennie y David Verdaguer darán a conocer los nominados este miércoles 13 de diciembre

Premios Goya 2018: favoritos para las nominaciones

Premios Goya 2018: favoritos para las nominaciones

'Abracadabra', 'Verano 1993' y 'Loving Pablo', en las quinielas para los principales galardones


´El libro secreto de Henry´, un mundo vivo y fascinante

´El libro secreto de Henry´, un mundo vivo y fascinante

Colin Trevorrow sumerge al espectador en un drama familiar protagonizado por Naomi Watts

´La forma del agua´, favorita para los Globos de Oro con siete nominaciones

´La forma del agua´, favorita para los Globos de Oro con siete nominaciones

La cinta de Del Toro aspira a los premios de mejor película dramática y mejor director, entre otros

Enlaces recomendados: Premios Cine