10 de agosto de 2017
10.08.2017

Los artistas asturianos aplauden el veto de "Despacito" por su letra machista

El País Vasco recopila 200 canciones que respetan a la mujer para reemplazar temas de Luis Fonsi o Maluma que considera sexistas

10.08.2017 | 03:51
El cantante Luis Fonsi en uno de sus conciertos.

"Despacito" es la canción del verano pero acaba de ser calificada por el gobierno vasco como un tema machista más de los muchos que abundan. Por ello ni Luis Fonsi, ni Maluma sonarán en las fiestas de Bilbao y, en sustitución, el Instituto Vasco de la Mujer, o Emakunde, ha recopilado 200 canciones que no contienen letras sexistas para que los bares, comercios y "txosnas" (casetas) se unan a la lucha por igualdad. Los artistas asturianos también han querido resaltar la importancia de medidas como esta porque consideran que "el respeto es indispensable en el arte" y especialmente en las fiestas, donde además se producen agresiones sexuales.

Emakunde elaboró la lista de canciones machistas bajo el nombre de "Beldur barik" ("Sin miedo") con el objetivo de desterrar los estereotipos machistas y fomentar el respeto hacia la mujer, siguiendo como criterios "visibilizar a las mujeres en la música" y posibilitar que en los espacios festivos se escuche música con mensajes de "actitud sin miedo". "Súbeme la radio", de Enrique Iglesias; "Vente pa cá", de Ricky Martin o "Me enamoré", de Shakira, que tiene programado un concierto en noviembre en la zona, serán sustituidas por "A quién le importa", de Alaska"; "Ella", de Bebe; "I kissed a girl", de Katy Perry, o "Run the world", de Beyoncé. Canciones polémicas en su día como "Me gusta ser una zorra" de Las Vulpes o "Yo no soy esa" de Mari Trini también aparecen junto al "Alive" de Sia y Nina Simone con su "Feeling Good" en la lista de canciones recomendadas por el Instituto Vasco de la Mujer.

El tema de las letras que no respetan a la mujer, especialmente en el reggaetón, salta a la actualidad gracias al gobierno vasco. Uno de los cantantes que han causado mayor polémica por el machismo de sus letras es Maluma, especialmente cuestionado por el tema "Cuatro Babies", que dice cosas como: "Siempre me dan lo que quiero, chingan cuando yo les diga y ninguna me pone pegas". En junio de este año volvió a ser el centro de la controversia con su tema "Vitaminas". En el adelanto de la canción se le podía escuchar cantar frases como: "no hay razones pa' que te cohíbas. Yo sé que te gusta, te motiva. Me dijeron que eres posesiva y que tragas todas las vitaminas".

No todo es reggaetón. La musicóloga asturiana Laura Viñuela ofreció el 16 de febrero de 2017 a LA NUEVA ESPAÑA una lista de canciones que no pertenecían a este género y que contienen letras abusivas, como "La mataré" de Loquillo, que incorpora la violencia relacionada con el amor romántico, o "Every breath you take", de The Police, donde se relata la obsesión vigilante por una mujer. Alejandro Sanz también tiene cabida en esta lista con la letra de "Y si fuera ella". Otros temas que se han bailado sin conocer sus letras son "Blurred lines" de Robin Thicke y Pharrell, que canta: "Tenía una zorra, pero no era tan mala como tú".

Muchos artistas han querido participar en el debate. El pasado 13 de julio Joaquín Sabina decía a LA NUEVA ESPAÑA: "Ya no se pueden hacer chistes de negros o de mujeres o de maricones o de nada". Laura Viñuela, por su parte, matiza que "el reggaetón es música de baile y no de escuchar la letra. Se suele decir que es machista pero también hay letras feministas". Añade que le parece "genial" la medida de Emakunde porque "así la gente no se puede escudar en el 'no sabía' de las letras". "Muchas letras de reggaetón son explícitas, muy de macho, y la gente ahora está más sensibilizada con el tema".

David Feito, integrante de "El sueño de Morfeo", opina que "el arte debe ser ante todo respetuoso. Algunas canciones pueden tener connotaciones machistas y entiendo que las mujeres se molesten por ser consideradas objetos sexuales". La cantante Cristina del Valle aplaude la medida del gobierno vasco. "Como institución es su responsabilidad y es por la defensa de la sociedad, por la igualdad. Es una medida muy buena en una situación como son las fiestas, donde ocurren agresiones sexuales. Me parece estupendo que elijan canciones escritas por mujeres, que defiendan su libertad y que vayan en contra de la violencia, que apoyen la igualdad en situaciones tan sangrantes como la violencia de género". Y añade: "La sexualidad libre no significa hablar de las mujeres con desprecio, como si fueran objetos sexuales sin derecho". A Del Valle le parece importante sobre todo para los jóvenes. "Ojalá lo hagan en más partes de España", añade.

Por su parte, la cantante Anabel Santiago opina que "es una cuestión de educación". En su género, la música tradicional asturiana, hay muchas canciones machistas, ella no las canta o recomienda a sus alumnas que no las canten o directamente que cambien la letra. No obstante, no ve correcto esa catalogación de las canciones. "Es un poco dictatorial", sostiene.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine