13 de enero de 2018
13.01.2018

No era martes ni Bélgica

Más sonrisas que lágrimas en el viernes frío en que Gijón dio el último adiós a un grande del periodismo asturiano

13.01.2018 | 04:40

No era martes ni Bélgica, sino viernes frío en Gijón. Era el último adiós, el hasta siempre a una de las figuras más representativas y emblemáticas del periodismo asturiano del último medio siglo. La iglesia de San José, el templo de Gijón más querido por el finado, congregó a amigos, compañeros de profesión y personalidades relevantes de la vida social y deportiva gijonesa, en la despedida de Julio Puente, maestro de periodistas, hombre irónico y sagaz, y sobre todo de bien.

En los corrillos que aguardaban la llegada del féretro había pesar sin lágrimas pero también sonrisas contenidas en el recordatorio de las jugosas anécdotas que trufaron la vida profesional de Puente o "Puentón". De manera que muchos decidieron sintonizar el Canal Historia puentiano para declinar en un respetuoso silencio a la llegada del vehículo de pompas fúnebres a las puertas del templo. Hubo quien, incluso, en uno de esos corrillos de tinte rojiblanco, aludió a qué habría escrito hoy en su "Fondo Norte" el maestro acerca del regreso de Jony, hijo pródigo, al Sporting. "¿Qué crees tú que iba a decir, si cuando empezó a creérselo con Abelardo lo bautizó como Estrellita Castro?", respondió un redactor de esta casa.

Lo cierto es que el sportinguismo oficial y el de los ilustres del mejor pasado rojiblanco que Puente glosó en cientos de crónicas, volvieron a arropar ayer a la familia del exdirector de LA NUEVA ESPAÑA de Gijón. En el funeral se dejaron ver directivos actuales, como Javier Martínez y Fernando Losada; y de épocas precedentes, como Luis Mitre o Paulino Tuñón, quien además realizó la primera lectura de la misa funeral. Pero sobre todo exfutbolistas de distintas épocas, como Churruca, Joaquín, Echevarría, Iván Iglesias o Eloy Olaya; y míticos entrenadores del conjunto local, como Ciriaco y Novoa. Del mundo del deporte local rindieron homenaje al fallecido Antonio Corripio, presidente del Real Grupo de Cultura Covadonga; Pepín Braña, expresidente de las peñas sportinguistas; o Javier Rico, agente de futbolistas.

Julio Puente, amigo que fue siempre de la buena mesa, no podía quedar en el olvido de la restauración gijonesa. Habitual de "Casa Víctor" con su inseparable Luis Meana durante tantos veranos y fiestas de guardar, tanto Ana Bango como Alfonso Esteban, actuales comandantes del mítico local que regentará el inolvidable "Vitorón", manifestaron sus condolencias; como también Jesús Suárez, del "Villagrás", el establecimiento al que solía acudir Puente a tomar el café matutino y leer la prensa. Roberto Reginelli, de "La Pondala" también se dejó ver, como el presidente de la asociación asturiana de hostelería Otea, José Luis Álvarez Almeida. Una corona de flores remitió Orlando Valledor, de "El Cartero". Miembros de la tertulia de los viernes en el hotel Asturias también acudieron a la cita postrera con El Maestro: Carlos Roces, José Antonio Samaniego, Alfonso Peláez, Luis Antuña, Nacho Torres, Genaro Palacio y Guillermo Quirós.

El mundo de la cultura estuvo representado por personalidades tales como Faustino Arbesú, José María Ruilópez, Aquiles Tuero, Marcelo Palacios, Jesús Menéndez Peláez o José Ramón Fernández Costales. La judicatura, por los magistrados Ángel Aznárez y Bernardo Donapetri. Y la empresa, por el presidente de los ingenieros técnicos industriales de Asturias, Enrique Pérez, y por el secretario general de la Cámara de Comercio, Álvaro Alonso.

Y otros conocidos gijoneses: Francisco Santamaría, Janel Cuesta, Ángel Junquera, Fernando de la Hoz, Luisa Peláez, Tasio del Reguero, Pablo Monella, Joaquín Cipitria, Víctor Sariego? Además de decenas de periodistas, de papel, micrófono y cámara, de esta casa y ajenos, como Daniel Serrano, Bárbara Alonso, Ceferino Vallina, Rubén Vigil, Manuel Fernández, Javier Asenjo, Marcelino Gutiérrez, Ángel González, Eva Montes, Marcelino González, Enrique Arenas, Chema Allongo, Eloy Alonso, Juanjo Arias?

La política local y regional no quiso tampoco ausentarse de tales exequias. Del equipo de gobierno gijonés acudieron el primer teniente de alcalde, Fernando Couto, y la edil de Hacienda, Ana Braña; también los concejales del PP Mariano Marín y Sofía Cosmen, que arroparon a la presidente regional del partido, Mercedes Fernández, acompañada de su jefa de prensa, la periodista Miriam Suárez, que durante años trabajó a las órdenes de Puente en Gijón, y de Manuel del Castillo. También personalidades ya ajenas al ejercicio activo de la política, como la exalcaldesa Paz Fernández Felgueroso, la exedil Carmen Veiga, los exconsejeros de Cultura Mercedes Álvarez y Manuel de la Cera, el asturianista Xuan Xosé Sánchez Vicente y el exconcejal ovetense Jaime Reinares. Además de dos expresidentes del Principado de Asturias: Pedro de Silva y Vicente Álvarez Areces. En representación del Gobierno regional acudió el viceconsejero de Cultura, Vicente Domínguez.

Queda, como digna despedida del maestro, por despejar una duda: ¿qué dirá Exuperio de las exequias de Julio Puente? Aunque, por cierto, si pregunto ¿molesto?: ¿Quién demonios de todos los presentes bajo la bóveda de San José era Exuperio?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine