21 de enero de 2018
21.01.2018
Estudio

El canto de los pájaros encierra información climática

Los sonidos de las aves están correlacionadas con su comportamiento y son fácilmente identificables

23.01.2018 | 03:45
Canto de los pájaros

El cambio climático ha preocupado a los científicos ante la posibilidad de que la migración anual y la reproducción de las aves no se sincronicen con las estaciones. Se ha comprobado que su canto encierra información climática.

Las canciones de los pájaros están correlacionadas con su comportamiento reproductivo y son fácilmente identificables por especie, por lo que monitorizar el canto de las aves puede ser una buena forma de vigilar esta posibilidad. Ahora, un nuevo estudio de 'The Condor: Ornithological Applications' aprovecha este enfoque para proporcionar una nueva línea de base de datos para las aves del norte de California, Estados Unidos.

El experto del Departamento de Pesca y Vida Silvestre de California Brett Furnas y el profesor de la 'William Jessup University', Michael McGrann, analizaron los datos de dos programas de reconocimiento de aves de las montañas Klamath y Southern Cascades de California, que monitorizaron los sonidos de las aves entre 2009 y 2011.

Además de proporcionar primera evaluación exhaustiva de la ocupación de pájaros cantores en una región de 40.000 kilómetros cuadrados del norte de California, pudieron identificar las fechas precisas de la actividad vocal pico para ocho especies de aves cantoras, y su trabajo muestra que este será un método factible para rastrear los avances en el tiempo de la actividad vocal en las próximas décadas.

Las especies caracterizadas por fuertes picos únicos en la actividad vocal ya tendieron a alcanzar esos picos más tarde que otras especies, tal vez porque las aves con un tiempo muy limitado son menos capaces de adaptarse a las cambiantes condiciones climáticas, según explican los autores.

"El cambio climático está alterando las poblaciones de pájaros cantores, las distribuciones y los comportamientos de reproducción en nuestros ecosistemas de montaña. Las montañas son particularmente sensibles porque la temperatura y la precipitación interactúan de manera compleja en las montañas", dice McGrann.

Según el investigador, "si los migrantes neotropicales no son capaces de ajustar sus comportamientos de crianza, puede haber un desajuste en el momento de criar a sus crías hasta la máxima disponibilidad en recursos alimenticios, es decir, insectos". "Nuestra técnica debería permitirnos rastrear los cambios en la elevación, en el estado de la población y en los comportamientos de reproducción en respuesta al cambio climático en los próximos diez a veinte años", concluye.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine