La penitencia arbitral alcanza ya a la designación

11.03.2016 | 15:02

Tras la polémica actuación de Estrada Fernández en Granada y la indignada rueda de prensa posterior de Abelardo, la casualidad ha querido que hayan sido designados para dirigir al Sporting tres de los árbitros que más claramente le han perjudicado.

El partido ante el Athletic lo dirigió el madrileño Del Cerro Grande, quien este año se había tragado en el Sánchez Pizjuán una lipotimia de Fernando Llorente que evitó el empate a cero; esta noche en La Rosaleda arbitrará el vasco De Burgos Bengoetxea, quien ignoró un claro penalti de Arda Turán a Halilovic (este árbitro será recordado para siempre por no ver un clamoroso penalti de Truyols, cuando el central evitó el gol de Lekic que hubiera supuesto la victoria rojiblanca en un Murcia-Sporting) y por último ayer se supo que el extremeño Gil Manzano dirigirá a los rojiblancos ante el Atlético de Madrid. Gil Manzano anuló un gol legal al Sporting y dio por bueno otro al Villarreal con Soldado en fuera de juego.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine