Lne.es »

La fiesta celeste anima a El Molinón

"Sporting es de Primera", cantan los 800 aficionados vigueses tras la decepción local por seguir en descenso

11.04.2016 | 05:27
La fiesta celeste anima a El Molinón
Los jugadores del Celta celebran el triunfo tras salir de la ducha para despedirse de la afición.

El sportinguismo se citó hora y media antes del partido para recibir al equipo, caldear el ambiente y convertir el mediodía del domingo en el del asalto a las plazas de la salvación. El Sporting no pudo redondear la jornada de ayer con la victoria necesaria para escapar de la quema. Los guajes del Pitu se encontraron con un Celta que hizo escala en Gijón para atar su billete hacia la competición europea. La victoria celeste, que se convirtió en un récord de puntuación como visitante en la historia del club en Primera, significó tener pie y medio en el ansiado retorno continental. Motivos suficientes para que los 800 seguidores llegados desde Vigo iniciaran una fiesta en el municipal gijonés, en la que también hubo tiempo para animar a los rojiblancos.

"Sporting es de Primera", entonó la afición del Celta nada más concluir el encuentro. No hubo consuelo para los que habían acudido a El Molinón con la idea de saborear la vuelta a la zona tranquila de la tabla, pero el gesto, por poco habitual, resultó significativo. Guidetti, el delantero al que Luis Hernández eclipsó durante el partido, echó entonces el resto para convertir en un pequeño Balaídos la esquina entre la grada norte y la tribuna este. Su voz iniciaba las canciones que, posteriormente, el celtismo respondía al unísono. El momento incluso fue recogido y compartido en redes sociales por Iago Aspas, que propuso a los jugadores posar junto al público llegado desde Vigo. Fue después de que el equipo de Berizzo deshiciera el camino hacia la ducha, ante la persistente llamada de los suyos para que reaparecieran por la bocana de vestuarios y saltaran al campo, de nuevo, a despedirse.

"Vamos, que hoy hay que ganar", se afanaba a cantar El Molinón cuando todavía todo estaba en juego. El minuto cinco del encuentro, el reservado para dar la espalda a un palco que esta misma semana volvió a ser sacudido por las filtraciones del portal "Football Leaks", contó con menor eco que el de otras ocasiones. También influyó que, en esos instantes, Nolito se adentraba en el área, con todo lo que eso significa. Muchos ya se habían desahogado en el momento en el que algunos de los miembros del consejo de administración accedieron al aparcamiento del campo en sus vehículos, al grito de "Directiva, dimisión". Los guajes del Pitu se aferraban a culminar algunos de los ataques que llegaban, en oleadas, al mismo ritmo que la grada alzaba la voz. No fue suficiente, al menos, esta vez. La fiesta de El Molinón tuvo color celeste en esta ocasión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
[an error occurred while processing this directive] [an error occurred while processing this directive]

Clasificación 2ª división - 1 col

[an error occurred while processing this directive]
Enlaces recomendados: Premios Cine