28 de julio de 2016
28.07.2016

El empate, de Iñaki Williams, volvió a llegar en una acción a balón parado

28.07.2016 | 01:53

Abelardo presentó tras el descanso un once prácticamente nuevo, en el que los únicos dos futbolistas que continuaron fueron Jaime Santos y Nacho Méndez. Fue la fase de más apuros para los gijoneses, ya que el Athletic, que esperó hasta el minuto 61 para renovar el equipo, por completo, se hizo dueño y señor del encuentro. Todas las miradas, de los locales y los visitantes, estuvieron centradas en Fernando Amorebieta. El internacional venezolano disputó su primer partido con el Sporting ante el equipo que le vio crecer como futbolista. Uno de los primeros balones que tocó a punto estuvo de costarle un disgusto. La presión de Guillermo le hizo perder el cuero dentro del área por un exceso de confianza, que corrigió con una entrada al más puro "estilo Amorebieta".

El Sporting resistía ante un rival que metía en su campo a los gijoneses y que volvió a tener en botas de Guillermo el empate. No tuvo su día el delantero, que regresaba tras su cesión en el Leganés, y envió fuera un centro de Yeray cuando sólo tenía que empujarla. Tanto fue el cántaro a la fuente que la igualada llegó en un problema que Abelardo debe tomarse ya en serio. Otro balón parado, esta vez a saque de esquina, sacó los colores del equipo y de Mariño, que en los últimos tres partidos no ha estado a la altura . Iturraspe peinó para que Iñaki Williams hiciera la igualada ante un digno Sporting que espera a los fichajes y a los lesionados para seguir creciendo.

Viene de la página anterior

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine