11 de agosto de 2016
11.08.2016

El Sporting ya no pide milagros

Fernando Fueyo le presenta a la Santina de Covadonga el nuevo proyecto del Sporting, que incluye "una docena de caras nuevas" - El capitán Cuéllar y el centrocampista juvenil Pedro Díaz fueron los encargados de ofrecer a la Virgen un balón y una camiseta rojiblanca

11.08.2016 | 04:19
El Sporting ya no pide milagros

"Me atrevo a pediros -Fernando Fueyo se dirige a los futbolistas del Sporting y al cuerpo técnico- que nos deis un respiro y que, al menos en el último partido, no tengamos que sufrir. Creo que no es mucho pedir". Con este mensaje directo a la plantilla, el capellán del Sporting quiere también dar un descanso a la Santina de Covadonga, a la que el Sporting le ha hecho trabajar de lo lindo en las últimas jornadas de los dos temporadas más recientes. Que no todo el mérito va a ser para el delantero argentino del Lugo, Pablo Caballero.

Y es que Fernando Fueyo, nada más tomar la palabra para oficiar la eucaristía, avisó de que "no hemos venido en busca de milagros, que haberlos haylos, pero poco frecuentes". El Sporting con su presidente y el resto del consejo a la cabeza acudió ayer a la Santa Cueva, "como una familia de hermanos que viene a casa de su madre", para dar gracias y para presentarle a la Virgen "una docena de caras nuevas", entre los que "hay gente de distintas partes del mundo, de distintas culturas y de distintas religiones". Por ejemplo, Rachid y Akram Afif, que eligieron salirse del Santuario cuando se iniciaba el oficio. También a los nuevos les enseñó el Santuario y la basílica y ahí fue cuando el capellán, con la vista clavada en Amorebieta espetó: "No hay catedral que tenga un retablo más guapo que éste -señalando a los montes-, ni siquiera la catedral de San Mamés".

Fueyo, no sólo dedicó palabras afectuosas a los nuevos, también se acordó de los que ya no están: "Pienso en Álex Menéndez, al que le hicieron una guarrada". El capellán rojiblanco agradeció al sacristán de Covadonga, Tomás Camblor, que la Virgen recibiera al Sporting "vestida como Dios manda", con el manto rojo, "que es el que mejor le sienta". El Sporting no fue a pedir milagros, sólo salud y que les respeten las lesiones. "Me atrevo a decir que las de Sergio y Rachid serán las últimas. Os lo juro por Quini", pronosticó. El capitán Cuéllar y el juvenil Pedro Díaz fueron los encargados de ofrecerle un balón y una camiseta del Sporting.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
[an error occurred while processing this directive] [an error occurred while processing this directive]

Clasificación 2ª división - 1 col

[an error occurred while processing this directive]
Enlaces recomendados: Premios Cine