Un año para volver a ganar

El Sporting buscará en el Estadio Gran Canaria su primera victoria a domicilio tras la conseguida en Mestalla en enero de 2016 | Los rojiblancos, el peor visitante con sólo dos empates, se miden a una UD Las Palmas que en Liga no conoce la derrota en casa

06.01.2017 | 03:44
Abelardo camina entre los jugadores durante una fase del entrenamiento de ayer en Mareo.

El Atlético de Madrid mostró el camino el pasado martes en el Estadio Gran Canaria. Los colchoneros consiguieron, en el partido de ida de los octavos de final de Copa del Rey, lo que nadie había logrado esta temporada, derrotar a la Unión Deportiva Las Palmas en su feudo (0-2). Un desafío que se marca el Sporting para retomar el pulso a la lucha por la permanencia y terminar con una especie de maleficio que persigue a los gijoneses desde hace casi un año. La última vez que se logró el triunfo lejos de El Molinón fue ante el Valencia, en Mestalla, el 31 de enero de 2016, gracias a un solitario tanto de Sanabria.

Dos empates, ante Alavés y Granada, completan el escaso balance positivo del Sporting esta temporada en las ocho visitas que ha realizado en competición liguera. Números que han convertido a los rojiblancos en el peor visitante de la categoría y que no han permitido corregir una preocupante sequía lejos del municipal gijonés, donde han logrado sus diez puntos restantes.

El Estadio Gran Canaria se sitúa como el escenario sobre el que el vestuario rojiblanco quiere escenificar que el equipo es capaz de dar un paso al frente y salir de la zona de descenso. Tocará hacerlo en un campo en el que la Unión Deportiva Las Palmas se mantiene invicto en competición liguera, cediendo tan sólo cuatro empates, ante Real Madrid, Espanyol, Celta y Leganés.

Abelardo aminoró ayer la carga de trabajo en una jornada de entrenamiento abierta al público que contó con una gran afluencia de espectadores. La sesión arrancó en el gimnasio, donde la completaron varios jugadores, mientras que el grupo más numeroso la finalizó sobre el césped, con suaves ejercicios con balón. Entre los que no saltaron al verde se encontraron Moi Gómez y Meré, que han arrastrado molestias durante la semana pero que estarán disponibles para el partido en el Estadio Gran Canaria.

Lillo, descartado por sus problemas de rodilla, ha sido el último en sumarse a una lista de bajas en la que se encuentran los lesionados Lora, Ndi y Castro y el sancionado Amorebieta. El Pitu dirigirá esta mañana la última sesión preparatoria, a partir de las 10.30 horas, en Mareo, antes de viajar a Gran Canaria. La principal duda es conocer qué sistema empleará el técnico. Bien con una línea de cinco defensas, o reforzando la medular, los rojiblancos no quieren esperar a que se cumpla un año para volver a ganar fuera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine