JAVIER MARTÍNEZ | Vicepresidente del Sporting

"Abelardo seguirá hasta que él se vea con fuerzas"

"Han venido trece futbolistas y a lo mejor no existe la unidad que había la temporada pasada"

11.01.2017 | 04:12
Javier Martínez, en Mareo.

Javier Martínez (León, 1965), vicepresidente del Sporting, recibe a LA NUEVA ESPAÑA en una semana marcada por la posible llegada del primer fichaje invernal, la mala dinámica de resultados en la que continúa el equipo rojiblanco y las miradas en torno a la figura de Abelardo. El equipo recibe el domingo al Eibar en un Molinón al que parece empezar a agotársele la paciencia. Además, el club celebrará, tres días después, su junta de accionistas.

-¿Cómo valora la derrota en Las Palmas?

-Sin duda ha sido de nuevo un paso atrás. Tenemos que reconducir rápido esta situación. No podemos dejarlo todo para el final. La afición se merece que le devolvamos la ilusión, y eso se consigue ganando partidos.

-¿Qué importancia adquiere el partido ante el Eibar para el futuro de Abelardo?

-El Pitu merece todo nuestro reconocimiento como entrenador, persona y sobre todo, como sportinguista. Le ha dado mucho al Sporting. Seguirá mientras él se encuentre con fuerzas. Me da pena lo fácil que se olvidan los objetivos conseguidos. Ha hecho dos brillantes temporadas, una con el ascenso y otra con la permanencia. A los seis meses de haberse producido, vemos que el estadio le pita y pretende que se vaya. Es lo más triste, la memoria fotográfica del fútbol y la crítica sin conocimiento.

-Si Abelardo, mañana, o dentro de un año, diera por finalizada su etapa en el banquillo ¿Le ofrecerían continuar en otra parcela del club?

-Habrá que preguntarle a él. Igual sus intenciones son seguir entrenando.

-¿Ha cambiado algo más que la evidencia de los resultados?

-Han venido trece futbolistas, y a lo mejor no existe esa unidad que había la temporada pasada, con jugadores que venían de estar en Segunda, la gran mayoría, valorando el reto del ascenso y la presencia en Primera. Aquí hay jugadores que no han vivido esas situaciones. En enganchar y creer en el escudo, quizá los de casa tengan un par de puntos más de ventaja. Han vivido situaciones que hacen sentir al Sporting con más pureza todavía.

-¿Fichar en invierno significa que se ha fallado en verano?

-Entonces habrá que preguntarse por qué todos los equipos de Primera intentar fichar. A lo mejor nos hubiera gustado que el rendimiento de los que llegaron estuviera en un nivel más alto, pero es fácil criticar a toro pasado.

-Dice el Pitu que las preguntas de los fichajes hay que hacérselas a Nico (director deportivo) ¿Interpreta que está cansado de ser el único que siempre da explicaciones o que está defraudado con cómo se están llevando las negociaciones?

-Existe una armonía entre la dirección deportiva y el cuerpo técnico. Al Pitu, por su imagen, quizá le toca dar más explicaciones de las que le gustaría dar. Es un papel que le ha tocado jugar y a lo mejor no es el del entrenador. Por otro lado, los dos están trabajando en consonancia para los fichajes. El Pitu no va a tener jugadores que él no haya querido.

-¿Esperaban hacer cerrado ya alguna incorporación?

-Nos hubiera gustado a todos, pero la realidad es que si queremos conseguir un jugador en el que tenemos depositadas muchas ilusiones, tenemos que jugar nuestras bazas. Cabe la posibilidad de que salga mal y haya que activar un plan B con otro escenario diferente, pero tenemos que ser prudentes y pacientes.

-¿Llegará alguno de los futbolistas por los que ha transcendido el interés, como Tioté?

-Han salido muchos nombres. Lo único que puedo asegurar es que no vendrán el 90% de ellos.

-¿Las salidas tendrán que ver con lo que llegue?

-Lo urgente ahora son las llegadas, más que las salidas.

-¿Cómo valora la próxima junta de accionistas?

-Creo que será tranquila y no muy diferente a la de los últimos años.

-Ahora que ustedes entienden que el club ha recuperado el equilibrio económico ¿entienden también que la mala gestión de las últimos años mantenga las suspicacias?

-Las suspicacias no se pueden crear si no hay datos reales. Se ha hecho una mala gestión, eso está ahí, pero no se puede decir que se ha dilapidado dinero. ¿Se ha gastado de una forma incorrecta a la hora de tomar decisiones? pues sí; ¿se han hecho presupuestos en base a supuestos que no se han cumplido? pues también, pero no se ha tirado el dinero por la ventana. Me hace gracia cuando se dice: "¿En qué han gastado el dinero?". Pues, por ejemplo, este último año se han pagado más de 20 millones de euros a la Agencia Tributaria en impuestos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine