07 de mayo de 2018
07.05.2018
Sporting de Gijón

Un Sporting para creer

Los rojiblancos abren el último mes de Liga con el objetivo de volver al ascenso directo a través del rigor y la eficacia que les mantuvieron invictos doce partidos

08.05.2018 | 19:26

No hay espacio a la duda. Ni existen motivos ni tampoco tiempo. El Sporting de Gijón afronta las últimas cuatro semanas de competición con el objetivo de recuperar la plaza de ascenso directo que cedió en Zaragoza. La derrota en La Romareda fue la primera en los últimos tres meses. Las razones por las que el conjunto de Baraja consiguió encadenar doce jornadas invicto pesan más que las de un primer tiempo decepcionante ante los maños. La recuperación del rigor táctico y la intensidad mostrada tras el descanso devolvió la versión que invita a creer en terminar entre los dos primeros.

Un modelo claro. El Sporting de Gijón cuenta con la ventaja de haberse hecho fuerte a través de un estilo. El sistema táctico, así como la forma de defender y atacar, están perfectamente definidos. La gran fortaleza es que, a pesar de que los rivales también saben claramente qué pueden esperar de los rojiblancos, sólo el Zaragoza ha sido capaz de superarles en estos tres últimos meses. El once titular también está consolidado, con matices mínimos, principalmente por sanciones o lesiones. Entre los retos superados se encuentran haber conseguido sobreponerse a bajas importantes como la de Sergio o Michael Santos.

La unión del vestuario. La llegada de Baraja al banquillo y los movimientos en el mercado de invierno han reforzado el compromiso del vestuario. A todo ello hay que añadir la conjura de los jugadores tras el fallecimiento de Quini. Todos quieren brindar a El Brujo el ascenso que él tanto hubiera disfrutado.

Fiabilidad defensiva. Antes de los dos goles encajados en Zaragoza, el Sporting sólo había recibido un gol en sus últimas seis salidas y fue de penalti, en Almería. La seguridad defensiva es una de las señas de identidad del equipo. Siempre subrayada con la extraordinaria temporada protagonizada por Diego Mariño. El portero gallego ha permitido sumar un buen puñado de puntos esta campaña para poder aspirar a todo a falta de cuatro jornadas para decidirse el campeonato.

El poder de Jony y Santos. Michael Santos, máximo goleador del equipo, está de vuelta tras un mes lesionado, y Jony ha recuperado en las últimas dos jornadas el protagonismo que le ha hecho uno de los futbolistas de mayor desequilibrio en la categoría. Por las botas de ambos pasa buena parte del caudal ofensivo del equipo.

La experiencia de pelear por un ascenso. El Sporting cuenta con una plantilla curtida en la pelea de ascender a Primera. Varios ya lo lograron con la camiseta rojiblanca en la campaña 2014-15. Bergantiños suma tres con dos equipos diferentes. El oficio es un valor importante en jornadas marcadas por la tensión ante un igualado final de Liga en la cabeza de la tabla. El Rayo también dispone de jugadores veteranos en estas lides. No tanto el Huesca.

Calendario exigente. Barcelona B y Granada, en casa, y Tenerife y Córdoba, fuera, esperan al Sporting para cerrar la Liga. El calendario aparenta ser un tanto más exigente que el de sus dos competidores por las dos plazas de ascenso directo. Toca pensar en el pleno de triunfos para recortar los dos puntos de distancia con el Rayo (a la espera del partido de hoy) y los tres con el Huesca.

Así queda la clasificación tras la última jornada de Liga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine