La «crueldad» de los acusados, que se reían de los toxicómanos y los utilizaban como empleados

 

Oviedo, I. RONZÓN


Durante el juicio, José Perals destacó la «crueldad» de buena parte de los acusados, que se reían de los toxicómanos a los que vendían la droga y los llamaban «comemierdas». Durante el juicio se pudieron escuchar conversaciones («pinchadas» por la Policía a algunos de los traficantes) en las que yonquis suplicaban literalmente la droga a los acusados, con la voz entrecortada.


Según consideró probado la sentencia, los dos clanes -uno dirigido por la fugada María Luisa Larralde, y el otro por Francisco G. y Joaquina P.-, se dedicaban al tráfico de drogas. El primero en investigarse fue el dirigido por María Luisa, del que Perals aseguró que se «trataba de una empresa, con horario comercial» y descansos dominicales. Según el fiscal, la «empresa podría haberse bautizado como «Teleperica» («perica» es cocaína en el argot de la calle), en referencia a las empresas de venta telefónica de pizzas, ya que las transacciones eran concertadas a través del móvil y la droga se servía casi a domicilio.


Una vez descubierto este entramado familiar, la Policía continuó con sus investigaciones para descubrir el nombre de los proveedores de la droga y descubrió la existencia del segundo de los clanes. La conexión entre ambos era un hombre, Jorge Luis V. F., que compraba heroína a una de las organizaciones y la suministraba a la otra para su reventa. Ninguno de los miembros principales de este segundo clan es drogadicto ni lo era cuando fueron detenidos, aunque «utilizaban a toxicómanos» como empleados.

Juegos Flash

Juegos flash, sin registro, juegos gratis

Juegos flash, sin registro, juegos gratis

Descubre los mejores juegos flash. Acción, Arcade, Casino, Coches...

 

Imágenes del día

La actualidad en fotografías

La actualidad en fotografías

Todas las fotografías de las noticias en una única página

 
Enlaces recomendados: Premios Cine