Suspendido el juicio contra un ovetense por violar a una menor Una alemana confiesa que metió a su bebé en el congelador al pensar que estaba muerto Detenida una pareja en Canadá que puso a su hija de siete días a la venta en internet La hija nieta del ogro de Amstetten puede salir del coma

29.05.2008 | 00:00

El juicio contra el ovetense H. O. M., acusado de violar a una adolescente de 16 años en Ciudad Naranco, quedó ayer aplazado. El fiscal pide diez años de cárcel para el acusado, un hombre que sufre un trastorno psicótico y que ya fue condenado en 1999 por un delito de abusos. El acusado sorprendió a la menor en el portal de su casa cuando regresaba de clase.


Una mujer de 20 años y residente en la localidad de Horb (Baden-Württemberg) declaró haber escondido a su bebé recién nacido en el congelador de su casa al creer que éste había muerto. Fuentes de la investigación señalaron ayer que la autopsia revela que el neonato, que debió nacer hace tres o cuatro semanas, se hallaba con vida cuando la joven madre lo introdujo en la nevera. El jefe de la fiscalía explicó que investigaciones posteriores deberán determinar si el recién nacido murió congelado o por falta de oxígeno. La mujer ha sido arrestada como sospechosa de homicidio y está internada en una clínica penitenciaria, tras confesar los hechos el pasado domingo.


La Policía canadiense confirmó anteayer, martes, que detuvo a una pareja en la ciudad de Vancouver después de que pusiera un anuncio en internet en el que se ofrecía a vender una recién nacida por 10.000 dólares (unos 6.400 euros). La joven pareja ofreció el bebé, de siete días, en la popular lista Craiglist, en la que normalmente los habitantes de ciudades en toda Norteamérica colocan a la venta desde muebles usados hasta electrodomésticos. La pareja explicó que el anuncio era «una broma» y que nunca tuvo realmente la intención de vender al bebé.


La joven austriaca que permitió descubrir los horrores del monstruo de Amstetten se recupera en el hospital. Los médicos creen que la joven, uno de los siete hijos que Elisabeth Fritzl tuvo con su padre durante el encierro, pronto saldrá del coma artificial en el que se encuentra, según ha indicado el hospital en un comunicado. La joven Kerstin Fritzl, de 19 años, fue ingresada en el Hospital de Amstetten el pasado 19 de abril, inconsciente y aquejada de una enfermedad misteriosa. Los médicos no han aclarado de qué mal se trata, sólo que es una enfermedad fruto del incesto.

Enlaces recomendados: Premios Cine