Dos muertos y cuatro heridos tras caerse una avioneta en Toledo

Los fallecidos son el piloto de la aeronave y un paracaidista. El resto de tripulantes se salva al saltar en paracaídas

30.05.2008 | 19:27

Dos personas han muerto, otras cuatro han resultado heridas de diversa consideración y cinco han resultado ilesas al precipitarse contra el suelo esta tarde una avioneta de paracaidistas a unos tres kilómetros del aeródromo de Lillo, en Toledo.

El suceso ha ocurrido poco antes de las 16.00 horas por causas que aún están siendo investigadas, pero, según han informado a Efe testigos presenciales y fuentes de Protección Civil, la aeronave perdió un ala antes de caer "a plomo", chocar contra el suelo e incendiarse hasta quedar carbonizada.

Los fallecidos son el piloto de la aeronave, de nacionalidad española, y un paracaidista de origen brasileño, los dos únicos que no pudieron saltar antes del choque, han explicado a Efe fuentes de la compañía Air Compluto, organizadora del vuelo y propietaria de la avioneta.

Los otros nueve paracaidistas, de diferentes nacionalidades, pudieron saltar antes del accidente, ocurrido poco después de que la avioneta saliera del aeródromo toledano.

Cuatro de ellos han resultado heridos de diferente consideración y han sido trasladados al Hospital La Mancha Centro, de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), mientras que los otros cinco han salido ilesos, según el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha.

Dos de los heridos presentan lesiones graves, un chico de 23 años con posible fractura vertebral y un hombre de 52 años con una herida inciso-contusa con afectación del nervio facial.

Los otros dos, de 36 y 29 años de edad, presentan diferentes contusiones sin gravedad, aunque de momento permanecen ingresados en el servicio de urgencias del centro hospitalario.

La avioneta, una Pilatus PC-6, con capacidad para once personas, había realizado seis vuelos similares a lo largo del día de hoy.

Ayer sobrevoló Madrid para participar en un anuncio publicitario en directo del fabricante japonés de vehículos Honda para el Canal 4 de la televisión británica. Diecinueve paracaidistas saltaron desde dos avionetas y formaron durante tres minutos y veinte segundos todas las letras del nombre del anunciante.

Hasta el lugar de los hechos se desplazaron efectivos de la Guardia Civil, bomberos y Protección Civil, además de dos UVI, un médico de urgencias, tres ambulancias y efectivos del Grupo Especial de Psicólogos para Catástrofes y Emergencias.

Ya son nueve las personas fallecidas en lo que va de año en España por accidentes de avioneta, cuatro de ellas en Castilla-La Mancha.

El último siniestro mortal ocurrido en el aeródromo de Lillo, localidad situada en La Mancha toledana y que tiene unos 2.800 habitantes, ocurrió en verano de 2006, cuando una mujer británica de 31 años murió al chocar contra el paracaidista con el que había saltado. EFE

Enlaces recomendados: Premios Cine