EN DIRECTO
Lne.es » Sucesos
 Noticia anterior   Noticia siguiente 

Un año sin José María González

La familia del jubilado mierense desaparecido pide colaboración para que el caso no se cierre y alguien pueda facilitar alguna pista

 07:48  
Enviar
Imprimir
Aumentar el texto
Reducir el texto
José María González.
José María González.  

Oviedo, Luján PALACIOS
Hace poco más de un año desapareció de la faz de la Tierra. Nunca más se ha vuelto a saber de él. José María González, minero jubilado de 57 años, ex minero de Hunosa y ex gerente de una empresa de ambulancias, desapareció en Mieres el 30 de marzo del año pasado, y su familia aún espera una pista que permita dar con su paradero. Por el momento, el vacío y la impotencia son su única respuesta.

Su mujer, Arselina Iglesias, y sus dos hijas, Agustina y Begoña González, no dan crédito a lo sucedido, y aún se frotan los ojos como en un sueño cuando recuerdan los últimos momentos en compañía de José María. Su caso es uno de los más inquietantes sin resolver en la región, puesto que la Policía sospecha que no se trata de una ausencia voluntaria y porque, hasta ahora, no ha habido ninguna pista que pueda explicar qué ha pasado con este hombre.

Después de un año, la familia pide que el caso no se olvide, y que si alguien tiene algún detalle, por nimio que sea, que pueda llevar hasta el paradero de este turonés desaparecido, se lo haga saber a ellos o a la Policía, encargada de la investigación del caso.

La última vez que la mujer y las hijas de José María González estuvieron en su compañía fue el 30 de marzo de 2009, y nada hacía prever una desaparición. El matrimonio acudió al aeropuerto a llevar a sus hijas, regresaba a su domicilio de Mieres y en ese momento recibió una llamada de un conocido suyo para tomar un café. Dejó a su esposa en el portal de casa en torno a las siete y media de la tarde y le aseguró que a las nueve y media de la noche estaría de vuelta, para la cena. Hasta hoy. El rastro de este jubilado se pierde como por arte de magia sin que nadie haya sido capaz de encontrar ni una pista.

«No volvió, y me preocupé, porque José María no es el tipo de persona que haría esas cosas; intuí que algo había pasado y lo llamé al móvil. No tenía cobertura, y ya nunca la recuperó», relata Arselina Iglesias aún perpleja. La familia tiene claro que el hombre no se fue por su propio pie.

«Cualquiera que lo conozca sabe que si hubiera tenido pensado irse y abandonarnos, nos lo hubiera dicho; era muy claro y muy directo. Además, hubiera seguido llamándonos a nosotras, sus hijas. Es absurdo», concluye, incrédula, su hija Agustina.

A ello se suma que en el último año no se han registrado movimientos en sus cuentas bancarias, su carné de conducir ya debería haber caducado, como ha sucedido con su escopeta de caza, y en ningún caso se ha detectado señal de actividad por parte de José María González. Su coche se quedó en el taller, y el pasaporte, en casa. «Si se hubiera ido, lo habría hecho con su pensión, sería lo lógico», reflexiona su esposa, que vive cada día con la angustia de la falta de noticias y, sobre todo, de la falta de información sobre el paradero de su marido.

La Policía continúa con la investigación, y el Juzgado está pendiente del informe del ministerio fiscal, mientras que la familia pide que la llama de la esperanza, aunque tenue, no se apague. «Los agentes se han portado muy bien con nosotros, se lo han tomado con mucho interés, pero después de tanto tiempo, vivimos esta situación con mucha tristeza, pensando que le han hecho algo y nunca lo sabremos. No queremos que el caso se olvide. Cualquiera que pueda ayudarnos, lo haga», indica Agustina González.

Tras su desaparición, no se llevó a cabo un rastreo, como solicitaba la familia, porque el rastro de José María se perdió en una zona urbana. Pero la familia no ha dejado un rincón accesible sin revisar. Y siempre con el mismo resultado: nada de nada.

Hace un par de meses, el nombre de José María González se vinculó de forma colateral con una trama de cobro fraudulento de subvenciones en la minería, pero la Policía descartó que se tratara de una pista fiable.

La Policía Nacional comenzó a investigar a Carbones de Linares después de que el jubilado desaparecido hubiera denunciado públicamente la existencia de supuestas irregularidades en la explotación. Pero la Delegación del Gobierno descarta que se trate de dos hechos vinculados y asegura que es una coincidencia fortuita. La familia tampoco cree que los casos tengan alguna conexión, puesto que José María González siempre trabajó para el grupo Hunosa.

El tiempo, entre tanto, corre con una lentitud desesperante para quien quiere obtener respuestas y nunca ha tenido ni tan siquiera una pista. Ni siquiera una llamada de teléfono para dar una indicación, aunque fuera falsa.

«Como ciudadano tienes una seguridad cero. ¿Cómo es posible que desaparezca una persona y no se sepa nada, absolutamente nada, de ella después de un año?», se queja Agustina González, quien también lamenta que la Policía no disponga de agentes especializados para estos casos de desaparición.

No es el único. En Asturias se acumulan algunos casos en los que los desaparecidos no han vuelto a dar señales de vida. Como Pedro Matías Sánchez Riesgo, de la Calzada, Gijón, desparecido en marzo del año pasado, o José Avelino Iglesias, desparecido en Villalegre, en Avilés, desde enero del año 2009.

Arselina Iglesias se seca las lágrimas mientras reconoce que «no tenemos vida». No se sabe cómo ni por qué, pero lo cierto es que la familia de José María González no puede encontrar el sosiego después de un año.

COMPARTIR
 
  HEMEROTECA

HACE 25 Y 50 AÑOS

Portadas La Nueva España

Portadas de La Nueva España

Las portadas de hoy de La Nueva España hace 25 y 50 años

     CONÓZCANOS: CONTACTO |  LA NUEVA ESPAÑA |  CLUB PRENSA ASTURIANA |  PUNTOS DE VENTA |  PROMOCIONES    PUBLICIDAD: TARIFAS| AGENCIAS|CONTRATAR  
Lne.es y La Nueva España son productos de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de La Nueva España. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.


  Aviso legal
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad