A juicio nueve directivos por la muerte de dos operarios en la obra de Hacienda en Oviedo

El suceso tuvo lugar en 2003 durante la construcción del edificio de la Consejería

03.03.2012 | 05:13

Oviedo,

Félix VALLINA

La fiscal delegada de siniestralidad laboral, Esperanza González Avella, solicita penas que suman 27 años de cárcel por la muerte de dos empleados de la empresa Necso que fallecieron en el año 2003 mientras trabajaban en las obras de construcción de la Consejería de Hacienda, en la calle Hermanos Pidal de Oviedo. González Avella acusa a ocho directivos y encargados de las empresas Pozo Amago y Necso Entrecanales y Cubiertas, así como al coordinador de seguridad y salud nombrado por la Consejería de Hacienda. Pide tres años de prisión para cada uno de ellos. El juicio comenzará el próximo lunes en el Juzgado de lo Penal número dos de Oviedo.


Según el escrito de la fiscal, el andamio en el que se encontraban los trabajadores -Miguel Antonio Álvarez Álvarez y Braulio Muñoz Díaz, que en el momento de los hechos tenían 26 y 37 años, respectivamente- se vino abajo después de que le pusieran un piso más. Los albañiles, que estaban a la altura de una sexta planta, fallecieron prácticamente en el acto al golpearse contra el suelo. La estructura cayó sobre una furgoneta que estaba aparcada en la calle Hermanos Pidal, causándole heridas de consideración a uno de sus ocupantes, J. R. M. C.


La empresa constructora era Necso, por encargo de la Consejería de Hacienda. Necso contrató con Pozo Amago el alquiler del andamio y con Montajes Amago, del mismo grupo, el montaje y desmontaje de la estructura. Según la fiscal de siniestralidad, la causa del accidente fue la colocación de un cuerpo de andamio de más, de metro y medio de largo, en el ala derecha de la plataforma, contraviniendo las especificaciones indicadas por el fabricante, que marcaba una longitud máxima de 9,8 metros, con ambas alas de la plataforma de igual longitud. La fiscal añade que además la carga no estaba repartida de forma equitativa en los dos cuerpos de la plataforma y que los dos trabajadores no utilizaban ningún medio de protección, «como cinturones de seguridad con anclaje u otros». La fiscal estima que los acusados sabían que la forma en la que se estaba trabajando no era la adecuada.

Enlaces recomendados: Premios Cine