07 de mayo de 2012
07.05.2012

La Policía desarticula una incipiente red de traficantes en el centro de la región

Los agentes detienen a los cinco miembros del grupo, tres de los cuales ingresan en prisión, y se incauta de cocaína, hachís, marihuana, «cristal», éxtasis y ketamina

07.03.2012 | 04:28

Oviedo, L. Á. V.

El Grupo de Estupefacientes de la Jefatura Superior de Policía ha desarticulado un incipiente grupo de traficantes que comenzaba a operar con fuerza en el centro de la región. Los cinco miembros de la banda, detenidos la semana pasada, ya han pasado a disposición judicial y tres de ellos ingresaron en Villabona. Los agentes se incautaron de 823 gramos de cocaína y pequeñas dosis de hachís, marihuana, «cristal», éxtasis y ketamina.


La operación se inició meses atrás, cuando el grupo de estupefacientes descubrió las actividades del grupo, que se ceñían a Oviedo, Gijón, Langreo, Mieres y Pola de Laviana. La red estaba liderada por un hombre de 35 años, natural de Oviedo y con domicilio en la ciudad. Además de poseer contactos con una red de distribución de droga asentada en Madrid, se encargaba, sobre todo, de ejercer como un auténtico «relaciones públicas de las drogas», puesto que captaba y contactaba con los compradores más importantes, acordando con ellos la cantidad, el precio y el lugar de la entrega de la droga. El jefe de la red tenía la precaución de atender personalmente sólo a aquellos clientes que le podían proporcionar mayores beneficios.


La droga era transportada e introducida en Asturias por otro de los miembros de la organización. Una vez en Asturias, comenzaba el proceso de envasado y entrega. Una parte del pago al transportista se realizaba en droga permitiéndole de esta forma distribuir al por menor entre sus propios clientes.


Otro de los miembros se encargaba de entregarla y cobrarla, aunque también la fiaba a los clientes más antiguos y de confianza, aunque, en caso de impago, él mismo debía responder. Estas facilidades en la compra les proporcionaban numerosos clientes, según afirma la Policía. El último de los integrantes distribuía droga, sobre todo, en Oviedo, Gijón y Mieres.


Tanto el cabecilla como el resto de los integrantes fueron detenidos la semana pasada. También fue detenida la compañera sentimental del jefe de la red, aunque quedó en libertad. Aparte de los 823 gramos de cocaína, los agentes encontraron 54 gramos de hachís, marihuana, 5 gramos de «cristal» (metanfetamina), 64 pastillas de éxtasis y 13 gramos de ketamina.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine