Herido muy grave un niño de cinco años al caerle una piedra en la cabeza en Cabrales

El pequeño, que permanece ingresado en el HUCA, acababa de salir a una explanada de Poncebos donde había aparcado la autocaravana familiar

15.08.2015 | 05:31
La carretera de Poncebos, con el sobreancho en el que ocurrió el accidente al fondo, lleno de vehículos, en una imagen tomada la semana pasada.

Un niño de 5 años de edad permanece ingresado muy grave en la unidad de cuidados intensivos (uci ) pediátrica del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) tras haber recibido el impacto de una piedra en la cabeza en Poncebos (Cabrales). El desgraciado suceso ocurrió el jueves por la tarde, cuando el niño acababa de salir de la autocaravana en la que viajaba junto a su familia. El pequeño, que sufre fractura de cráneo con pérdida de masa encefálica, fue operado el jueves por la noche.

Según el relato de varios vecinos de Cabrales y de fuentes cercanas a la investigación, el suceso ocurrió en las inmediaciones del puente de Poncebos, a la entrada de esa localidad, justo en el límite del parque nacional de los Picos de Europa. La zona en la que ocurrió el accidente fue precintada el jueves por la noche para evitar que aparquen vehículos, por temor a que se registren nuevos desprendimientos.

Pese a que una parte de la explanada en la que se registró el siniestro está cubierta con malla antidesprendimientos, hay también otra zona que el Gobierno del Principado, titular de la vía, no cubrió en su día. La autocaravana en la que viajaba el niño herido estaba parada en la explanada cuando ocurrió el accidente. A su lado había otros vehículos. Sólo un momento después de abandonar la autocaravana, una piedra impactó contra la cabeza del menor. Sus familiares llamaron de inmediato al 112, que envió un helicóptero a recogerlo al campo de fútbol de Cabrales, adonde se acercó la familia. El niño fue trasladado al hospital ovetense, donde, a primera hora de la noche, era intervenido de urgencia.

De momento se desconoce la causa de la caída de la piedra. Los investigadores no descartan ninguna hipótesis: podría haber ocurrido por el paso de ganado, de fauna silvestre o por acción del viento, según las fuentes consultadas. "Fue una desgracia", señaló ayer visiblemente afectado el alcalde de Cabrales, Francisco González, quien no acertó a realizar más declaraciones y únicamente deseaba una pronta recuperación del pequeño herido.

El accidente ocurrió frente al puente de Poncebos, al otro lado de la carretera autonómica que une Arenas de Cabrales y Poncebos, donde hay una pequeña explanada (un sobreancho de la carretera) que suele estar siempre llena de vehículos, pese a que existen varias señales que indican que es una zona en la que se registran frecuentes desprendimientos. Según las autoridades locales, hay también una señal de prohibido estacionar.

Las carreteras de montaña que unen Poncebos con Arenas y Sotres registran frecuentes desprendimientos de piedras, además de por la especial conformación geomorfológica de la zona, porque por ella circulan muchos animales, tanto domésticos como silvestres. Pese a ello, en época veraniega, cientos de vehículos aparcan a diario en todas las explanadas existentes junto a las carreteras que se adentran en el parque nacional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine