Un ataque con cócteles molotov causa 16 muertos y varios heridos en El Cairo

Cuatro jóvenes provocaron el siniestro en Al Sayad, un restaurante y club nocturno al que se les había negado la entrada unas horas antes

05.12.2015 | 05:02
Un policía ante la fachada arrasada del restaurante y club nocturno.

Al menos 16 personas murieron ayer y tres resultaron heridas en un ataque con cócteles molotov contra el restaurante y club nocturno Al Sayad en el barrio de Aguza, en el oeste de El Cairo, a causa de una disputa entre empleados y clientes.

El ataque, que provocó un gran incendio, fue un acto de venganza de unos jóvenes a los que no se permitió la entrada en el local por la noche, según informó en un comunicado el ministerio egipcio del Interior. Todas las fuentes consultadas descartaron un acto terrorista. El alcalde del distrito de Aguza, Ahmed Abdelrahim, aseguró también que se trata de "un suceso criminal".

Los jóvenes a los que se había impedido la entrada regresaron al local sobre las seis de la mañana (hora local) y lanzaron los cócteles molotov contra la puerta del club, que se convirtió en pasto de las llamas.

El establecimiento quedó arrasado, tanto su entrada como su interior, pero los edificios aledaños no resultaron afectados. El portero del edifico, Mustafa Tarek, explicó que, debido a que el restaurante estaba recubierto de madera, el fuego se extendió con rapidez. "Había mucho humo, tanto que todos los vecinos, hasta los del piso trece, bajaron a la calle", subrayó el portero, que agregó que el techo se derrumbó.

Tarek precisó que las víctimas fallecieron por las quemaduras y por asfixia y que los cadáveres fueron hallados "todos apretados en el último rincón".

Algunas fuentes apuntaron a que todos los fallecidos eran empleados del club, aunque otras indicaron que también había clientes entre ellas. El periódico oficial Al Ahram concretó por su parte que se trata de once hombres y cinco mujeres.

El bar Al Sayad (El Pescador), situado en los bajos del edificio número 86 de la calle Nil, que corre paralela al Nilo, era estrecho y alargado, y solo tenía una salida a la calle, donde impactaron las botellas incendiarias.

Los equipos de protección civil lograron apagar el fuego y al lugar se desplazó la policía para recoger pruebas y tratar de detener a los atacantes, que ya han sido identificados.

El dueño del club, Husein Ramadán, explicó que cuatro hombres fichados por la policía fueron los culpables del ataque y que uno de ellos, "el más peligroso", ya fue detenido. Hizo hincapié en que la policía "conoce a los atacantes perfectamente", y detalló que dos de ellos intentaron entrar pero la seguridad del bar se lo impidió. Entonces volvieron a las seis de la mañana, en el momento del cierre, acompañadas por otros dos y a bordo de dos motocicletas y provocaron el incendio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine