La mujer de Gerona mató a sus hijas antes de arrojarse al vacío, cree la Policía

La homicida, extécnica municipal, trabajaba con su marido, un conocido arquitecto

11.12.2015 | 02:23

Todo apunta a que la mujer de Gerona arrojó a sus hijas de once años y once meses por la ventana antes de tirarse ella misma. Es la única hipótesis que manejan los investigadores, que descartan otra explicación, al no existir signos de violencia en el despacho de arquitectura desde el que supuestamente arrojó a las niñas. En esa dependencia no había nadie más en el momento de los hechos, que ha causado honda conmoción en Gerona. La mujer trabajaba de aparejadora en el despacho de su marido, el conocido arquitecto Martì Franch. Era muy activa en la vida de su barrio y del colegio y también era muy conocida porque sus padres regentan dos zapaterías. Con ellos estaba el otro hijo de la mujer, de siete años, cuando se produjo la tragedia.

Ayer se practicaron las autopsias. Durante un acto en Valls (Tarragona), el conseller de Interior de la Generalitat, Jordi Jané, explicó que se descartan la drogadicción y la violencia de género como explicaciones.

Más de un centenar de personas se congregaron a mediodía de ayer frente al consistorio de Gerona para guardar un minuto de silencio en recuerdo de la mujer y las dos niñas. Presidió el alcalde, Carles Puigdemont, y la consellera de Enseñanza en funciones, Irene Rigau, y también estuvieron presentes ediles, profesores de las menores y vecinos. Al acto acudieron muchos empleados del Ayuntamiento que fueron compañeros de la mujer, ya que ésta trabajó como técnica de Vivienda hasta hace poco. El Ayuntamiento decretó un día de luto y suspendió todos los actos. El alcalde dijo que se trata de una "tragedia especialmente dura". Puigdemont envío un mensaje "a toda la gente que está sufriendo y que va a sufrir durante una buena temporada", y dijo que no les faltará el apoyo de las instituciones y los vecinos.

Los cuerpos de las niñas cayeron sobre las siete y media de la tarde del miércoles frente a una cafetería del barrio de la Devesa. Al menos una de las dos aún respiraba cuando llegaron los sanitarios, que no pudieron mantenerla con vida. Las menores cayeron en un punto distinto que la madre, por lo que no se precipitaron juntas. Una testigo se cruzó con la mujer y las niñas cuando iban camino del despacho. Todo parecía normal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine