Lne.es »

Asaltados dos loteros, uno de ellos a punta de navaja, en Lena y Siero

El último robo fue en Lugones, al forzar los ladrones el coche de la víctima

23.12.2015 | 01:19

Repartir y recaudar la lotería de Navidad por los diferentes establecimientos de la región es una actividad de riesgo. Que se lo digan a dos loteros que fueron asaltados en los últimos días, uno de ellos a punta de navaja, cuando llevaban encima importantes cantidades de dinero y décimos de lotería.

El último de estos asaltos fue el pasado sábado, sobre las ocho de la tarde, cuando un lotero del barrio ovetense de Pumarín se encontraba recaudando en un restaurante de la avenida del Conde Santa Bárbara, en la localidad sierense de Lugones. Dejó el coche aparcado enfrente del establecimiento y cuando quiso darse cuenta uno o varios desconocidos habían roto una de las ventanillas de su vehículo y se habían apoderado del dinero y los décimos que tenía dentro. Sólo pudo ver cómo se alejaban a toda velocidad en un vehículo.

Junto a su abogado, el ovetense Fernando Barutell, se dirigió a la Comisaría de Siero para interponer la correspondiente denuncia. El daño económico era importante: los ladrones se llevaron 27.980 euros en efectivo, así como 226 décimos de lotería, con un valor de 4.520 euros. En total, 32.500 euros. El lotero tuvo además que darse prisa en anular los décimos sustraídos, ante la posibilidad de que fuesen vendidos de forma irregular o incluso premiados en el sorteo celebrado ayer.

Riesgo en la venta

Todo indica que los ladrones siguieron al vendedor de lotería a lo largo de su ruta por diferentes establecimientos y eligieron el momento justo para entrar en su coche. Como indica Roberto Morales, responsable de la ONLAE en Asturias, este tipo de venta por diferentes establecimientos es un riesgo importante que asumen los vendedores.

De hecho, no ha sido el único robo sufrido por loteros durante este mes. Hace unos diez días fue un vendedor del concejo de Lena el que sufrió un robo a punta de navaja que le dejó sin un número importante de décimos de lotería y una cantidad de dinero que no ha podido ser determinada. Como en el caso Lugones, la víctima también tuvo que anular los décimos sustraídos para impedir su comercialización.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine