Lne.es »

Cinco internos de del Centro de Menores de Sograndio se amotinaron en Año Nuevo, según la Asociación de Vigilantes

Aprovecharon la ausencia de vigilantes y causaron destrozos, además de retener a trabajadores

10.01.2016 | 18:14

La Asociación de Vigilantes de Seguridad Privada de Asturias (Avispa) ha desvelado este domingo un episodio de violencia que tuvo lugar el pasado 1 de enero, día de Año Nuevo en el Centro de Menores de Sograndio, en Oviedo. Según han relatado cinco internos aprovecharon la ausencia de vigilantes y causaron destrozos, además de retener a trabajadores. Incluso llegaron a montar una especie de barricada.

Según ha explicado el coordinador general de Avispa, Jorge Cuesta, este nuevo episodio llega ante la ausencia de un protocolo ante este tipo de conflictos y se debe en parte a la escasez de vigilantes, las numerosas bajas laborales, o la poca formación que imparten las empresas que contrata el Gobierno asturiano.

También ha criticado las "arbitrarias" decisiones que se toman desde la dirección del centro, que lo han convertido en un "caos" organizativo "generador de continuos problemas y conflictos entre todas las partes implicadas". Cuesta lamenta que la Consejería de Presidencia y la Dirección General de Justicia e Interior son incapaces de adoptar las medidas correctoras adecuadas, después de más un año de denuncias continuas y repetidas sobre el funcionamiento de las referidas instalaciones.

Según la versión de Avispa, el "motín" del 1 de enero se originó por cinco jóvenes que estaban en la sala del comedor del primer piso, aprovechando la ausencia de vigilantes, que se encontraban atendiendo otro altercado en otra zona del edificio.

En el transcurso del suceso los internos consiguieron incluso "retener contra su voluntad" en el interior del comedor a un auxiliar y tres educadoras, según Avispa. De la misma manera, provocaron destrozos de consideración en mesas, sillas, y resto del mobiliario, llegando incluso a arrancar, literalmente, la ventana del comedor, amontonando los materiales a modo de barricada en la puerta de acceso para impedir la salida de los trabajadores.

Para la resolución del altercado fue necesaria la presencia de todos los vigilantes de seguridad que prestaban su servicio en el turno, rescatar a los trabajadores, proceder a la inmovilización de todos los internos y trasladarlos a las correspondientes "celdas de aislamiento", donde aún permanecen en castigo a su comportamiento, ha afirmado Cuesta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine