Condenan a un guardia de Barcelona por poner multas falsas a una mujer con la que quiso ligar

17.03.2016 | 02:05

Un guardia urbano de Barcelona ha sido condenado a cuatro años de prisión por imponer multas falsas a una mujer con la que había estado flirteando. Ambos se conocieron una noche en un control de alcoholemia. El agente, de 32 años, le perdonó la multa a la joven, de 29. Se intercambiaron los números de teléfono y se empezaron a mensajear hasta que quedaron para tomar un café. Pero él se enteró por Facebook de que ella tenía pareja y a partir de ahí le empezó a poner multas falsas por conductas incívicas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine