Lne.es »
Un truculento caso en Villaviciosa

Piden 22 años para un pastor evangélico por abusar de dos menores y dejar a una embarazada

Una prueba biológica acredita que el acusado, de 55 años, es el padre del hijo de una de las víctimas

24.03.2016 | 04:45

Un vecino de Villaviciosa de 55 años que ejercía de pastor evangélico se enfrentará el próximo mes de abril a un juicio en el que el fiscal pedirá para él una pena de 22 años, el máximo posible para el delito de abuso sexual a dos menores del que le acusan. Las dos niñas comenzaron a sufrir presuntos tocamientos por parte de C. F. R., natural de Cangas del Narcea, cuando tenían 8 y 14 años. Además, la mayor de ellas quedó embarazada del acusado fruto de relaciones sexuales no consentidas, según mantiene el fiscal.

Pese a que C. F. R. no quiso reconocer la paternidad del niño, ésta ha quedado acreditada por una prueba biológica. De hecho, esta circunstancia cambió la versión del acusado, que si en un primer momento negó los hechos rotundamente, luego sostuvo que las relaciones con la mayor de las víctimas fueron consentidas. Precisamente esta última ha necesitado asistencia psicológica desde el Centro de Atención a Víctimas de Agresiones Sexuales y Malos Tratos de Asturias (Cavasym), que también defiende a las dos víctimas en este juicio a través de su letrada, Ana María González.

El fiscal considera probado que C. F. R., "prevaliéndose de su cargo religioso, de la edad de las víctimas y de que las mismas pernoctaban en las viviendas" del acusado (primero en Lugones y luego en Villaviciosa), cometió los abusos. En su relato, recuerda que "siendo pastor" de la iglesia evangélica de Villaviciosa había establecido "lazos de amistad" con las familias dominicanas de las dos niñas.

Respecto a la menor de las víctimas, el fiscal relata que "desde que tenía 8 años el procesado llevó a cabo numerosos tocamientos por encima y debajo de la ropa por distintas partes del cuerpo, llegando en alguna ocasión a desnudarla y por dos veces introduciendo un dedo de una de sus manos en la vagina".

En cuanto a la víctima que resultó embarazada, la Fiscalía relata que "desde que tenía 14 años el procesado realizó numerosos tocamientos por distintas zonas de su cuerpo, a la vez que la besaba en la boca, igualmente y fuera del domicilio, en un local sito en la calle Magdalena (Villaviciosa) destinado al culto religioso, en una ocasión tumbó a la menor en una plataforma poniéndose encima de la misma a la vez que le besaba en la boca, tocándole los pechos y los genitales por debajo de las bragas". A ello añade el fiscal relaciones sexuales, "pese a la oposición de la menor", en el vehículo del acusado "en una zona llamada Bozanes-Villaviciosa". Fruto de estas relaciones surgió el embarazo de la víctima cuando tenía 16 años.

El acusado tiene antecedentes penales cancelables. Además de la pena de prisión, la Fiscalía reclama una prohibición de aproximarse a sus víctimas y sus progenitores, así como a sus domicilios, y de comunicarse con todos ellos durante diez años. Además solicita una indemnización de 30.000 euros para la mayor de las víctimas y otra de 15.000 para la más pequeña. La vista oral tendrá lugar a mediados de abril en la sección octava de la Audiencia Provincial, con sede en Gijón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine