Muere ahorcado con un cinturón un niño de 9 años en Jaén

La Policía sospecha que el pequeño, que fue encontrado colgado de una litera, se enrolló el objeto a modo de juego

01.04.2016 | 03:55
El pequeño Tony.

El juego acabó en tragedia. Un niño de 9 años falleció ahorcado en la habitación de su casa de Jaén tras enrollarse un cinturón en el cuello. La Policía sospecha que el pequeño Tony, de origen rumano, se ató el objeto a modo de diversión, sin medir sus peligrosas consecuencias. El informe preliminar de la autopsia revela que el menor murió por asfixia, al producirse una obstrucción en el riego sanguíneo. "A lo mejor lo vio en la tele o se lo dijo alguien", afirman fuentes cercanas al caso. Los patólogos descartan la intervención de una segunda persona y afirman que el cadáver no presentaba otros signos de violencia.

Los hechos se produjeron en torno a las ocho de la tarde del martes. El niño estaba jugando con su hermano y otros menores cuando su madre le pidió que entrara en casa para hacer los deberes. El pequeño entró en su habitación y apenas diez minutos después su hermano de 8 años lo encontró colgado de una de las literas de su habitación. El padre corrió a socorrerlo, pero ya era demasiado tarde. A la desesperada, salió a la calle con su hijo en brazos pidiendo ayuda a los vecinos. Allí mismo le practicaron maniobras de reanimación dirigidas telefónicamente por profesionales sanitarios, aunque sin éxito. Pasadas las nueve de la noche, se certificó su fallecimiento.

Los progenitores de la familia, compuesta por cuatro niños, no tienen trabajo fijo y subsisten "echando jornales, recogiendo chatarra y de la caridad de algunas instituciones como Cáritas", según explicaron los vecinos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine