Un mosso d'esquadra mata a tiros a su esposa y se suicida en Barcelona

El agente disparó a su pareja, de la que estaba en trámites de separación, delante de la hija y una sobrina de la víctima

15.04.2016 | 01:51

Un mosso d'esquadra que llevaba casi un mes de baja mató ayer con un arma de fuego a su mujer, que quería separarse de él, en presencia de la hija de la víctima y de una sobrina de ésta en su casa de Sant Feliu de Llobregat (Barcelona). El segundo caso de muerte por violencia machista en Cataluña en 2016 tuvo lugar poco antes de las ocho de la mañana, cuando el agente, de 45 años y adscrito a la comisaría de Ciutat Vella, disparó a la mujer, de 36, y posteriormente se suicidó con la misma arma.

Los investigadores tratan de confirmar si el mosso ha utilizado para el crimen su arma reglamentaria, que no se le había retirado porque aún no había superado el mes de baja médica. Los protocolos de la policía autonómica catalana establecen que los agentes se pueden llevar el arma a casa cuando acaban su jornada laboral y fijan un mes como límite para tener que entregar la pistola en caso de baja, sea cual sea el motivo, que no se comunica a Interior en virtud de la confidencialidad entre médico y paciente.

La víctima, Cristina Gálvez, una mujer muy conocida en Sant Feliu porque durante años había regentado un bar, no había denunciado a su marido por malos tratos. La pareja estaba en trámites de separación y vivía en una céntrica avenida peatonal de casas bajas que ayer se despertó con el estruendo de los disparos y sobresaltada por los gritos de auxilio de las dos menores, que salieron al balcón asustadas.

El agente se había incorporado a los Mossos hace unos diez años, cuando se fue a vivir a Cataluña tras años ejerciendo como profesor de matemáticas en un instituto de Granada. Según fuentes próximas al caso, el policía había entrado en un proceso depresivo por problemas emocionales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine