Los náufragos de Malasia se solidarizan con los ovetenses perdidos en el Mediterráneo

"Los milagros existen y aquí estamos nosotros como prueba de ello", aseguran

15.05.2016 | 13:26
Los náufragos de Malasia se solidarizan con los ovetenses perdidos en el Mediterráneo

Continúan los mensajes de solidaridad y exigencia de que se amplíe la búsqueda de los ovetenses Emilio López y su sobrino Álex. Ayer se dio a conocer un mensaje de Marta Miguel y David Hernández, los náufragos que estuvieron nueve días a la deriva en aguas de Malasia. La pareja pidió que no se pare la búsqueda de los ovetenses, desaparecidos hace hoy quince días, cuando trasladaban el yate "Sirius" desde la localidad francesa de Cannes hasta Mallorca.

En un vídeo, Marta Miguel pide a los ciudadanos apoyo para Emilio y su sobrino Álex y que se "amplíe el radio" de la búsqueda, así como que se contacte con las autoridades de Argelia e Italia "para encontrarles". "Los milagros existen y aquí estamos nosotros como prueba de ello", dicen en el vídeo. La pareja aparece con un cartel en las manos y el mensaje "SOS Álex Emilio". David envía "mucho ánimo" a los familiares y les traslada "todo el apoyo del mundo". Y les pide esperanza. "Seguro que les acabaréis encontrando", señala. La familia de Emilio López y de Álex ha pedido que se active la búsqueda con la incorporación del Servicio Aéreo de Rescate (SAR) y la ampliación de la zona de rastreo.

El portavoz de la familia, Luis Díez, explicó que Emilio y Álex, ambos con titulación de patrones mayores de cabotaje y con muchos años de experiencia, partieron el 29 de abril del puerto de Cannes con un velero, el "Sirius", de 13 metros de eslora, con el fin de llevarlo hasta Palma, por encargo de un armador inglés para participar en una regata. Los asturianos llevan ya quince días sin dar señales de vida. El viaje de los ovetenses coincidió con un fuerte temporal.

Los náufragos de Malasia tuvieron más suerte con el tiempo, mucho más cálido. La embarcación en la que iban con el chino Tommy Lam y la malasia Armella Ali Hassan volcó por un golpe de mar. Lograron darle la vuelta, pero el motor ya no arrancaba. Lo que iba a ser un trayecto de dos horas de Balambangan a Kudat acabó convirtiéndose en un esfuerzo de supervivencia de nueve días. Para obtener agua potable, pusieron en práctica un sistema que Marta Miguel había visto en una película. Con unos plásticos y el calor del sol lograron desalar el agua de mar en cantidades escasas pero suficientes para no sufrir una deshidratación mortal. También se alimentaron de peces que pudieron pescar y que comieron crudos. Finalmente fueron rescatados por una embarcación vietnamita que pescaba de forma ilegal en aguas malayas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine