Lne.es »

El "violador del estilete" regresa a Lugo tras completar su última condena

"Ya soy libre para hacer lo que quiera, dentro de un orden", asegura Félix Vidal Anido, que salió de la cárcel de Asturias en diciembre de 2013

15.05.2016 | 06:03
Félix Vidal, el día que salió de la prisión de Asturias.

El 27 de diciembre de 2013 salió de la prisión de Asturias Félix Vidal Anido, el llamado "violador del estilete", merced a la anulación de la "doctrina Parot", después de pasar en la cárcel "32 años, 4 meses y 5 días", como él mismo recalcó al pisar la calle a LA NUEVA ESPAÑA. No tardaría más que cuatro meses en volver a ser detenido, en abril de 2014, después de agredir a una mujer en su piso de Lugo. El pasado diciembre cumplió la condena de 21 meses que le impusieron -la Fiscalía había solicitado un total de nueve años por agresión sexual en grado de tentativa, pero fue condenado sólo por coacciones- y salió de la prisión palentina de Dueñas. Ahora ha regresado, junto a su pareja sentimental, al municipio lucense de Pol, donde residen sus padres y él mismo se crió. "Ya soy libre para hacer lo que quiera, dentro de un orden. El que quiera hablarme, que me hable, y el que no, que se dé la vuelta. Es lo que hay. No hay vuelta de hoja, ni nada más que rascar", ha declarado a un medio de comunicación gallego.

Vidal Anido aseguró también que había acudido a ver a sus padres y que permanecería en Pol hasta hoy, domingo, día en el que tenía previsto desplazarse con su novia a la localidad en que residen, que no llegó a especificar. Se entiende el secretismo de Anido. El mismo día que él salió de la prisión de Asturias también fue excarcelado el mierense Faustino Gabarri Hernández, quien en 1995 violó en cuatro ocasiones a una joven de 16 años, tras maniatar al novio de ésta, en un parque de Arriondas (Parres). El mierense, que había cumplido 18 de los 70 años que le impuso la Audiencia Provincial de Oviedo, se instaló en la localidad de Nava, con el consiguiente revuelo y temor entre la población.

Esa misma alarma es la que ha despertado en el pueblo de sus padres la presencia de Vidal Anido. De hecho, las fuerzas de seguridad mantienen un discreto dispositivo en la población lucense ante la posibilidad de que se produzca algún incidente. El "violador del estilete" no puede regresar con plena libertad a la ciudad de Lugo, puesto que se le ha prohibido acercarse a la mujer a la que agredió, a su domicilio o a su trabajo durante un periodo de cinco años.

La detención de Vidal Anido causó sensación. El hombre siguió a una mujer hasta el portal de su casa, luego subió con ella en ascensor y cuando ésta se disponía a entrar en su piso la cogió por la espalda mientras le tapaba la boca. Afortunadamente, un hijo de la mujer estaba en la vivienda y puso en fuga a Vidal, que fue detenido poco después.

Vidal fue condenado en 1981 a 24 años de cárcel por violar a 54 mujeres, y volvió a ser condenado a otros 73 años por violar y casi matar a puñaladas a dos mujeres en Lugo, durante un permiso carcelario que disfrutó en 1987.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine