Dos años de pena por arrollar a un guardia civil por conducción temeraria

21.05.2016 | 02:13

El hombre que estaba acusado de arrollar con su coche en un camino vecinal de Oviedo a un agente de la Guardia Civil, ocasionándole lesiones en el antebrazo y en una mano, aceptó ayer una condena de dos años de cárcel, tras reconocer los hechos y llegar a un acuerdo de conformidad en el que se recoge que el ahora condenado actuó bajo los efectos del alcohol y de sustancias estupefacientes, así como la consignación, con anterioridad al juicio, de 5.877 euros para cubrir los daños.

Los hechos se produjeron en 2012. El ahora condenado circulaba a gran velocidad por la autopista "Y", sentido Serín, adelantando a un coche policial e incorporándose bruscamente a la autovía de Oviedo-Villaviciosa, por lo que se inició una persecución. El conductor ignoró las señales para que se detuviera y continuó realizando peligrosos adelantamientos hasta por el arcén. En un momento dado abandonó la autovía A-64 por la salida de Meres y continuó por la carretera N-634 en las mismas condiciones y saltándose todas las limitaciones de velocidad y los semáforos en rojo en Colloto.

Posteriormente accedió a Parque Principado (ahora Intu Asturias), donde provocó el caos. Un agente de la Guardia Civil procedió a interceptarle, pero el conductor le intentó embestir. En su huida accedió a un camino vecinal (Folgueras-Oviedo), donde rebasó las barreras de un paso a nivel pero quedó bloqueado por otro coche. Llegó entonces el agente, al que arrolló al intentar huir. Fue detenido por otro guardia civil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine