Lne.es »
Casos de maltrato animal

Dos hombres, a juicio por matar a un gato y dejar morir a un perro

Un vecino de Oviedo acabó con el felino de su compañero de piso y pegó a otro, y un llanerense abandonó a varios animales

27.05.2016 | 01:54

La Fiscalía solicita 15 meses de prisión para un ovetense que mató un gato y dio una paliza a otro en Oviedo, y otros 9 meses de cárcel para un llanerense que dejó morir de hambre y sed a una perra y de mantener a otros animales sin agua ni comida en una finca de Llanera.

El caso de los gatos se juzgará esta mañana en el Juzgado de lo penal número 3 de Oviedo. Los hechos se produjeron en la primavera de 2015. Según el relato del fiscal, el acusado se fue a vivir a Oviedo, a casa de un conocido de una prima suya para compartir los gastos de la vivienda.

A finales de mayo, el titular del piso llevó a su casa un gato de unos 2 meses de edad, al que el acusado mató el 8 de junio cuando su propietario no estaba en casa. Según el fiscal, el hombre alegó que se había muerto porque se había desnucado.

Unos días después, el titular de la vivienda llegó a casa con una gata de aproximadamente un año. El acusado le propinó una paliza que provocó que el animal vomitase sangre repetidamente, aunque finalmente su propietario logró salvarle la vida con los cuidados que le aplicó.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de sendos delitos de maltrato animal y solicita una condena de siete meses y quince días de prisión por cada uno de ellos, además de inhabilitación especial para ejercicio de profesión, oficio o comercio que tengan que ver con animales durante dos años.

El otro juicio por maltrato animal se celebrará a continuación en la misma sala. En este caso, según la acusación pública, el acusado tenía una perra de nombre "Luna", una cabra de raza enana, una yegua y un potro en una finca de Carbajal-Bonielles (Llanera) que tenía alquilada su madre. En agosto de 2015, por causas que se desconocen, el acusado dejó de atenderlos, privándolos de agua y comida, "lo que les provocó una merma física importante". De hecho, el 11 de agosto "Luna" apareció muerta, mientras que el resto de animales estaban vivos, pero sin agua ni alimentos. Esta situación se prolongó hasta el 14 de agosto.

La Fiscalía considera que el acusado cometió un supuesto delito de maltrato animal doméstico o amansado y solicita nueve meses de prisión, inhabilitación especial para ejercicio de profesión, oficio o comercio que tengan que ver con animales y la tenencia de cualquiera de ellos durante tres años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine