06 de julio de 2016
06.07.2016

El Supremo condena a un guardia civil por la foto con un preso muerto

La Benemérita había sancionado al agente por difundir una imagen que dañaba "la dignidad" del instituto armado

06.07.2016 | 01:58

El Tribunal Supremo ha condenado a un guardia civil extremeño por difundir una fotografía en la que, con su uniforme reglamentario, se le veía junto al cadáver de un preso fugitivo y un pie de foto que decía: "Ahí stá. fiambre".

Fue la propia Guardia Civil la que sancionó al brigada con doce días de suspensión de funciones por entender que la imagen dañaba gravemente el buen nombre de la Benemérita. La sanción fue recurrida por el agente, ratificada en primera instancia por el Tribunal Militar Central y ahora por el Supremo.

Los hechos se remontan al 7 de febrero de 2014. El recluso cumplía condena en la cárcel de Badajoz y se había fugado unos días antes aprovechando un permiso penitenciario. Cumplía condena por un homicidio y tenía un largo historial delictivo.

Cuando fue localizado a bordo de un coche entre las localidades de Malpartida y Plasencia, en la provincia de Cáceres, se organizó una persecución, fue interceptado por la Guardia Civil y resultó muerto en un enfrentamiento a tiros.

El brigada pidió entonces a un compañero que le hiciera una foto junto al fallecido y la difundió en un grupo de Whatsapp entre agentes de la Benemérita del cuartel de Malpartida, donde prestaba sus servicios.

Ése fue el principal argumento del agente sancionado en su defensa ante el Tribunal Supremo: una foto que "informaba" a sus compañeros del desenlace de la operación, para mayor tranquilidad. La Sala de lo Militar del Tribunal Supremo, sin embargo, califica su actitud de "impropia" y "contraria a la dignidad de la Guardia Civil", a la vez que lamenta que el condenado, hombre con amplia experiencia en el cuerpo, no supiera valorar el riesgo de poner una imagen de esas características en circulación, aunque fuera restringida. Una decisión "negligente", señala el alto tribunal. Es seguro que el pie de foto escrito por el sancionado no ayudó en su favor en la decisión del tribunal.

Las fotografías y los "selfies" los carga el diablo, y aquella imagen del guardia civil y el preso muerto acabó divulgándose como la pólvora en las redes sociales y hasta en las páginas de los periódicos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine