02 de agosto de 2016
02.08.2016
Lne.es »

Tres heridas, una grave, en un accidente en la autovía en Llanes

El choque lateral entre dos vehículos ocurrió junto a la playa de San Antolín

02.08.2016 | 04:02
Tres heridas, una grave, en un accidente en la autovía en Llanes

Tres mujeres resultaron ayer heridas, una de ellas con pronóstico grave, en un espectacular accidente ocurrido en la Autovía del Cantábrico, a su paso sobre la playa de San Antolín, en Naves de Llanes. La herida de mayor consideración, de 32 años y conductora de uno de los vehículos, fue evacuada al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), mientras que su acompañante, de 33 años, en principio con heridas de carácter reservado, fue trasladada al Hospital del Oriente de Asturias (HOA). Ambas terminaron por ser excarceladas por los bomberos, que tuvieron que retirar el lateral del coche para auxiliarlas. Los dos ocupantes del otro vehículo implicado salieron del automóvil por su propio pie, aunque uno de ellos sufrió heridas leves.

El choque ocurrió escasos minutos antes de las diez de la mañana, cuando los dos vehículos implicados avanzaban en dirección a Santander. Según las primeras averiguaciones de las autoridades, todo indica que el choque fue lateral, mientras uno de los coches adelantaba al otro, lo que provocó que salieran en direcciones opuestas.

El coche que ocupaban las heridas de mayor consideración literalmente voló sobre la mediana y, tras dar varias vueltas de campana, quedó en medio de las dos cajas de la autovía, mirando hacia el sentido contrario al que circulaba. El otro turismo implicado también salió "volando", superó las protecciones de la Transcantábrica, incluida la valla que impide la entrada de animales, y quedó oculto entre los matorrales y el arbolado existentes en la zona.

Un hombre que llegó al lugar del accidente un par de minutos después del choque relató que la conductora del coche más afectado, un BMW, estaba "muy mal", mientras que su acompañante, aunque herida, parecía estar "relativamente bien". Añadió que los dos ocupantes -una mujer y un hombre- del otro coche siniestrado, un Skoda, salieron por su propio pie. El accidente causó en un primer momento retenciones de dos kilómetros en ambos sentidos. La llegada de la Guardia Civil acabó con el colapso, pese a que durante más de dos horas sólo estuvieron abiertos al tráfico dos de los cuatro carriles de la Transcantábrica, uno en cada sentido de la marcha.

No fue el único accidente ocurrido ayer en las carreteras asturianas. En Gijón un hombre resultó herido con pronóstico reservado al chocar contra un vehículo de mantenimiento en el túnel de Cefontes, poco después de las dos de la tarde. El herido fue trasladado al Hospital de Cabueñes.

De otro lado, otro conductor resultó herido, en este caso con pronóstico leve, poco después de las cuatro y media de la tarde en la "Y", cerca de la bifurcación a Avilés, tras un choque múltiple por alcance en el que se vieron implicados tres vehículos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine