16 de agosto de 2016
16.08.2016
Lne.es »

Fallece un montañero santanderino de 42 años tras despeñarse bajando el Torrecerredo

M. A. O. G. se precipitó por un desnivel de 200 metros al descender con un amigo por la vía "normal" del pico más alto de la cordillera Cantábrica

16.08.2016 | 04:49
Fallece un montañero santanderino de 42 años tras despeñarse bajando el Torrecerredo

Un hombre 42 años natural de Santander falleció ayer tras un fatal accidente mientras descendía de la cumbre de Torrecerredo, en el concejo de Cabrales, en el parque nacional de los Picos de Europa. El montañero, M. A. O. G., se precipitó por un desnivel de 200 metros de altura. Iba acompañado de un amigo. Los servicios de emergencia, desplazados al lugar a bordo del helicóptero medicalizado del 112, tan sólo pudieron certificar su fallecimiento. El accidente ocurrió en la vía "normal" del pico, relativamente sencilla de subir y bajar, según los expertos, pero no exenta de dificultades y trampas.

El helicóptero de rescate se desplazó al lugar del accidente desde La Morgal para proceder a la recuperación del cadáver. El cuerpo sin vida del montañero santanderino fue trasladado al Instituto Anatómico Forense de Oviedo, donde hoy se le practicará la autopsia.

Experimentados montañeros aseguraron que la vía "normal" al Torrecerredo destaca por su sencillez, pudiéndose subir y bajar trepando, sin necesidad de encordarse. El mayor riesgo está en el descenso, pues un simple resbalón puede jugar una mala pasada. Los guardas de los Picos de Europa hace tiempo que recomiendan que en esta vía se utilice casco y se lleve un cordino (cuerda auxiliar). El buen tiempo está haciendo que la afluencia de montañeros a los Picos, y al Torrecerredo en concreto, alcance estos días cifras récord. En el aparcamiento de Colláu de Pandébano se juntaron estos días hasta 200 vehículos. Torrecerredo, con 2.648 metros, es la montaña más alta de la cordillera Cantábrica y de las dos comunidades que la comparten, Asturias y Castilla y León.

El luctuoso accidente no fue el único suceso acontecido ayer en los Picos de Europa . El helicóptero medicalizado del SEPA, desplazado al lugar para socorrer al montañero cántabro, atendió también a una mujer que se sintió indispuesta en los Lagos. Tras aterrizar, el médico-rescatador y un bombero-rescatador realizaron una atención primaria a la mujer, de 56 años, monitorizándola y aplicándole suero. Con la camilla de rescate la subieron a la aeronave y la trasladaron al Hospital de Arriondas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine