22 de agosto de 2016
22.08.2016
Lne.es »

Un centenar de motoristas despide a Santiago Fernández Pevida

Amigos y compañeros de trabajo escoltaron el féretro del agente desde León hasta Oviedo | El ovetense, de 38 años, falleció anteayer tras sufrir un accidente de tráfico

22.08.2016 | 19:59
Un centenar de motoristas despide a Santiago Fernández Pevida
Santiago Fernández Pevida.

Amigos y compañeros de trabajo de Santiago Fernández Pevida quisieron rendir homenaje al agente fallecido acompañando el féretro, desde León hasta el tanatorio de Oviedo, y escoltándolo con sus motos.

El agente de 38 años, Santiago Fernández Pevida, falleció anteayer, sábado, tras sufrir un accidente de tráfico con su moto en la carretera de Pajares (N-630), a la altura de Busdongo, en León. El agente llevaba dos años destinado en la unidad de prevención y reacción (UPR) de la Comisaría de Oviedo, ciudad de la que era natural y en la que residía. La noticia ha supuesto un mazazo en el seno de la Policía, especialmente entre los miembros de la Confederación Española de Policía (CEP), de la que el fallecido era delegado. Las honras fúnebres serán a la una de esta tarde, en el tanatorio Ciudad de Oviedo. A continuación será incinerado.

El accidente en el que perdió la vida Santiago Fernández Pevida se produjo el sábado al mediodía, en la carretera nacional, cerca del núcleo de Busdongo, en el municipio de Villamanín. Un motorista de la delegación asturiana de Motoclub Los Froilanes, que se dirigía a la localidad leonesa de La Bañeza para presenciar el Gran Premio de Velocidad, fue el primero en asistir al accidentado, que en ese momento se encontraba en estado crítico. El motorista le practicó un masaje cardíaco hasta la llegada de los servicios de emergencia.

A la zona acudieron posteriormente agentes de la Guardia Civil de Tráfico de León, así como miembros de servicio de emergencias de Castilla y León (Sacyl), con una uvi móvil y un helicóptero preparado para asistir a lesionados, y también un equipo médico con base en la Pola de Gordón. Dada la gravedad del estado del motorista, fue la aeronave la que trasladó al agente al Complejo Hospitalario de León, donde ingresó en muerte cerebral, sin que fuese posible reanimarle.

El fallecimiento ha causado honda consternación no sólo entre sus compañeros de la Policía de Oviedo, sino en la comunidad motera, donde Santiago Fernández Pevida era muy conocido y querido. De hecho se está considerando la posibilidad de que se le haga un homenaje por parte de los motoclubes, escoltando el féretro. También la Confederación Española de Policía, de la que Fernández era delegado en la UPR, quiso sumarse a las condolencias a la familia y amigos del fallecido.

Otros agentes fallecidos

No es el primer agente de las fuerzas y cuerpos de seguridad que fallece en Asturias en accidente de motocicleta en los últimos años. En septiembre de 2014 murió el brigada de la Guardia Civil Julio Javier Montes, de 45 años, destinado en Ujo (Mieres). Este fallecimiento causó una gran conmoción en la comunidad motera asturiana, en la que era muy conocido y querido. Ese mismo mes de septiembre de 2014 falleció, al golpearse contra un guardarraíl, un agente de la Guardia Civil de Tráfico destinado en el servicio de seguridad de la Vuelta Ciclista a España, el albaceteño Eusebio García Flores, de 41 años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine