07 de septiembre de 2016
07.09.2016
Lne.es »

Un ovetense muere en un accidente de avioneta en León junto a su copiloto

Víctor Sánchez, de 30 años, experto en fotografía desde el aire, se estrelló en Villanueva del Condado, donde sus padres tienen una casa

07.09.2016 | 05:50
Restos de la avioneta en el lugar del siniestro. En el recuadro, Víctor Sánchez.

Un joven piloto ovetense, Víctor Sánchez, de 30 años, falleció en torno a las cuatro y veinte de la tarde de ayer al estrellarse a los mandos de una avioneta junto a su copiloto, en una finca situada a unos ochocientos metros al oeste del casco urbano de Villanueva del Condado, perteneciente al término de Vegas del Condado (León), en las inmediaciones de una planta dedicada al tratamiento de especies vegetales y de hierbas naturales. La avioneta había partido del aeropuerto coruñés de Alvedro con destino a Pamplona. Se especula que el accidente se produjese mientras el aparato tomaba instantáneas para un reportaje fotográfico, ya que era una de las actividades a las que se dedicaba. Se da la circunstancia de que los padres del joven ovetense se encontraban en la localidad leonesa, donde tienen una casa y estaban celebrando las fiestas patronales.

Según los testigos del siniestro, "la avioneta se mantuvo suspendida a poca altura cuando inclinó el morro y se precipitó", por lo que todo parece indicar que Sánchez podrían estar realizando fotografías del pueblo donde sus padres tienen una casa. Estos mismos vecinos señalaron la terrible coincidencia de que el joven fuese muy conocido en el pueblo. Los padres del fallecido se encontraban precisamente en la localidad, debido a la celebración de las fiestas patronales. Los padres del joven están jubilados y pasan largas temporadas en el pueblo. Al parecer, la madre trabajó en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) en Oviedo. Un vecino aseguró que uno de los pilotos, presumiblemente Sánchez, se acercaba al pueblo para saludar a su novia, que reside en la localidad leonesa, según un medio local.

Víctor Sánchez siempre había estado ligado al mundo de la aviación, trabajando como piloto e instructor de vuelo, además de realizando labores de fotografía aérea y reportajes, actividad que se presume podría estar realizando en el momento del siniestro. Se ha abierto una investigación para determinar las causas del accidente, pero todo apunta por el momento a un fallo del motor que habría hecho precipitarse el aparato cuando trataba de remontar altura. Quienes alertaron del accidente precisaron que en la aeronave viajaban dos personas que tras el impacto se encontraban aparentemente inconscientes. Cuando llegaron los equipos de emergencias, únicamente pudieron certificar el fallecimiento del piloto ovetense y del copiloto, cuyos datos personales no han trascendido. El aventurero leonés Jesús Calleja, que vive en las inmediaciones, acudió al lugar del accidente.

Con estas dos últimas víctimas, un total de quince personas han perdido la vida en los seis accidentes de avioneta ocurridos en España este año. El pasado 16 de enero, cuatro personas (un empresario, su mujer y sus dos hijas) perdieron la vida en Cuenca al estrellarse la avioneta. Apenas un mes mas tarde, el 9 de febrero, fallecía el piloto de una avioneta que se estrelló en un paraje cercano a Beas de Segura (Jaén). El 30 de marzo eran tres los jóvenes de entre 22 y 27 años que fallecían al estrellarse un Cessna 172 en la localidad madrileña de Perales de Tajuña, por el impacto de un pájaro. El 16 de mayo, dos hombres y una mujer de nacionalidad francesa morían al caer en la localidad navarra de Arbizu la avioneta en la que viajaban tras chocar en pleno vuelo contra un buitre. Hace apenas dos meses, el 5 de julio, se produjo el último accidente mortal hasta ayer, cuando dos hombres de 45 y 46 años perdían la vida calcinados en el aeródromo madrileño de Cuatro Vientos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine