10 de septiembre de 2016
10.09.2016

Rastrean lugares apartados de costa y monte en busca de Diana

El director general de la Guardia Civil indica que siguen abiertas todas las hipótesis sobre lo ocurrido a la madrileña

10.09.2016 | 03:16
A la derecha, el coronel Jambrina y el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa.

Los indicios llevaron ayer a la Guardia Civil a plantear una "nueva batida especial" para buscar a la joven desaparecida Diana Quer, un caso "complejo" como otras muchas desapariciones, según el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa. El operativo fue por tierra, con el Grupo de Reserva y Seguridad y con agentes de la Comandancia de la Guardia Civil de La Coruña, explicó Fernández de Mesa durante su visita al cuartel del instituto armado en Noia.

La labor de rastreo de ayer, viernes, en la que no intervinieron voluntarios, se concentró en una zona bastante montañosa entre Rianxo, un municipio cercano al lugar de A Pobra do Caramiñal -en el que la muchacha estaba veraneando cuando desapareció el pasado 22 de agosto-, y Boiro, localidad también próxima, puesto que todos estos municipios están enclavados en la comarca coruñesa del Barbanza. El director de la Guardia Civil explicó que, si en algún momento se precisara una labor aérea, hay un helicóptero a disposición. Hasta la fecha, siguen "abiertas todas las hipótesis" y la Guardia Civil "no va a parar de investigar", añadió el director general. Fernández de Mesa elogió la ausencia de indiscreciones por parte de los agentes que investigan este complejo caso desde hace 19 días.

Zona del puerto

Ayer por la mañana, los agentes también rastrearon parajes apartados de la costa barbanzana en busca de alguna pista que lleve a Diana Quer. Una decena de vehículos de la Benemérita se desplazaron a primera hora de la mañana a las cercanías del puerto de Taragoña, en Rianxo. La búsqueda se desarrolló en terrenos de la zona portuaria, un lugar apartado utilizado con frecuencia por parejas que buscan intimidad. Los guardias recorrieron a pie esta zona. En Beluso inspeccionaron una vieja fábrica de madera abandonada por si se encontrase allí la joven.

Todo indica que la joven regresó a casa la madrugada de su desaparición, se cambió de ropa y luego se marchó a bordo de un vehículo. Su rastro se pierde en A Pobra, donde el móvil fue apagado, sin volver a dar señal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine