14 de octubre de 2016
14.10.2016

El fiscal superior de Baleares no aprecia "bullying" en el caso de la niña agredida

Barceló señala que las lesiones de la menor son "leves", aunque la familia emprende acciones legales contra el centro

14.10.2016 | 01:49

El fiscal superior de Baleares, Bartomeu Barceló, pidió ayer a los medios de comunicación "mesura y rigor" en la información sobre el caso de la niña de 8 años agredida en un colegio de Palma y criticó que se haya generado "una corriente de opinión basada en una única versión, sin un contraste mínimo". Y es que, para el Fiscal Superior, el caso no reviste en absoluto la consideración de "bullying", dado que las lesiones sufridas por la menor son "de carácter leve", según indicó Barceló en una entrevista a una cadena de televisión. Los alumnos implicados en la agresión son todos menores de 14 años, por lo que la Fiscalía se conformará con las medidas correctivas que adopte el centro donde se produjo la agresión.

Pese a que la Fiscalía ha decidido no actuar, la familia de la menor considera que este asunto tiene aún recorrido y ha decidido denunciar al centro escolar. "Lo que queremos es que no vuelva a ocurrir más", indicó una hermana de la niña a una cadena de televisión pública.

Ante las noticias publicadas tras los hechos denunciados por la familia de la niña, el fiscal Barceló advirtió en un comunicado de que "la falta de mesura y rigor pueden afectar a los derechos fundamentales de los menores implicados, tanto de los perjudicados como presuntos responsables o terceros". Citó como ejemplo que los partes médicos emitidos sobre las lesiones sufridas por la menor agredida el pasado 5 de octubre indican que revisten "la consideración de leve" y no coinciden "con muchas de las afirmaciones al respecto surgidas en los medios de comunicación", cuando "pueden suponer matices muy importantes en cuanto a lo sucedido". El fiscal superior remarcó que los temas de menores "deberían ser tratados con mayor mesura así como con un cierto rigor".

Recalcó que "pueden suponer graves afectaciones de derechos, generación de conclusiones equivocadas o erróneas" y también "graves consecuencias de futuro para dichos menores a corto, medio o largo plazo". Barceló indicó que el papel de la Fiscalía es velar por los derechos de cualquiera de los menores implicados en el asunto y proteger su honor, intimidad personal y familiar e imagen "incluso en contra de la posición que puedan mantener sus representantes legales".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine