En EEUU

Dos niños de 13 años fallecen por sobredosis de una droga sintética

Ryan Ainsworth y Grant Seaver tomaron 'Pinky', una droga ocho veces más potente que la morfina

05.11.2016 | 10:24

Dos niños de 13 años originarios de Utah (EEUU) han fallecido a causa de una sobredosis de una droga sintética denominada 'Pinky', ocho veces más potente que la morfina. La Policía investiga ahora quien suministró esta droga a los pequeños.

Ryan Ainsworth y Grant Seaver eran amigos y sus cuerpos fueron hallados con 48 horas de diferencia por sus padres. Según 'Foxnews', la droga que ingirieron, denominada U-47700, aunque conocida vulgarmente como 'Pinky', fue comprada a través de internet a un fabricante chino por parte de otros jóvenes.

La Policía de Utah encontró conversaciones sobre la citada droga en conversaciones en los perfiles de redes sociales de los chavales.

'Pinky' surgió en los 70 como un posible sustitutivo de la morfina y en Utah ya han fallecido al menos 50 jóvenes a causa de esta peligrosa droga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Sucesos

Las fuertes lluvias e inundaciones cortan 28 tramos de vía en Mallorca

Las fuertes lluvias e inundaciones cortan 28 tramos de vía en Mallorca

Las fuertes lluvias y las inundaciones han obligado a cortar al menos 28 tramos de carreteras en...

Mueren quemados 16 chicos al chocar su autocar contra un poste en Italia

Mueren quemados 16 chicos al chocar su autocar contra un poste en Italia

Dieciséis adolescentes húngaros murieron calcinados en la madrugada de ayer al quedar atrapados en...

Sigue la lucha contrarreloj para hallar a los 23 desaparecidos en Italia

Sigue la lucha contrarreloj para hallar a los 23 desaparecidos en Italia

Cuatro personas fueron rescatadas en la noche del viernes al sábado de entre las ruinas del hotel...

Hallan muerta a una jugadora de rugby en su casa en Málaga

La colombiana Katherine Rivera tenía 26 años - Se descarta que se trate de un crimen machista

Siete detenidos en Holanda y España por un robo millonario de diamantes

El robo, valorado en 72 millones de dólares, se cometió en 2005 en el aeropuerto de Ámsterdam

Enlaces recomendados: Premios Cine